Archivos de la categoría ‘Doble IM’

No soy de escribir crónicas de todo aquello que corro, pero pienso que algunas merecen una dedicación especial. Más si cabe, cuando ya en abril de 2013 hice pública mi intención de realizar un Doble Ironman y comentaba lo siguiente en mi blog:

Soy consciente que estamos hablando de 25 a 30h de diversión asegurada, por tanto será una inconsciencia prepararlo ni siquiera para el año que viene (llevo 18 meses sin nadar y en mis mejores momentos 4km eran un suplicio y nunca llegué a solucionar mi problema de calambres en las piernas al nadar) así que más épico será todavía porque he de aprender a nadar partiendo de 0. #MaiPor

Por el camino han caído interminables entrenamientos, pruebas de “relleno/adaptación” y “bricks in the wall” con mucha entidad. Nunca dije que seria fácil, ya que plantearme algo que sé que puedo hacer no me motiva, pero ha sido mucho más duro de lo esperado, tanto en la preparación como el día de la competición.

Esta crónica será un tostón para muchos, pero tengo que volcar todo lo que tengo en el coco para dar por cerrada definitivamente esta puta locura. Siempre digo cuando he hecho un IM, que el día de la competición es secundario. Lo importante es el camino realizado hasta allí y ahora solo toca disfrutar.

En este DobleIM no se ha cumplido. La preparación ha sido muy dura y más que nunca he llegado “justito” de fuerzas, con un aquiles contento y con la eterna duda de si los calambres me putearán o no en el agua.

Meterte tiradas de bici de 250, 280, 300 km sin más compañía que el sonido de tu respiración y el de tu bici durante 10-12-14h. Hacerlo saliendo con los primeros rayos de sol para acabar teniendo que llamar a la pareja para que te venga a buscar a tan sólo 10km de casa porque ya no queda luz (¡y habiendo llegado a entrar en Aragón con la bici desde Manresa!). Ver que la semana sólo tiene 7 días y no saber cómo meter más entrenamientos de todo…

Aquí toca avituallarse hasta en el agua

Aquí toca avituallarse hasta en el agua

Luchas con los calambres en la natación, a veces cuando llevas tan solo 1000m porque tienes las piernas muy cargadas. Ese día sales desanimado de la piscina y decides que no vuelves a pedalear ni correr hasta que no te metas 6000m de un tirón…y lo consigues por suerte al cabo de un par de días de descanso, con lo que retomas el resto de disciplinas. Te haces un calendario específico de tiradas largas con neopreno para asegurarte que “llegas a tiempo” y que lo has probado todo.

Ir viviendo de rentas de la carrera (por suerte!) con un quilometraje irrisorio en este sector en toda la preparación, pero dejar para el final una tirada larga (las 6h solidarias de Martorell) para asegurar el tiro, y que llegues a ellas con una tendinosis crónica que ha reaparecido de la nada en una tiradita suave (conozco muy bien esta lesión y recuerdo perfectamente el día y el lugar exacto donde comenzó a dolerme nuevamente, como recuerdo el día y lugar donde apareció la primera vez, hace 7 años ya). Pasarte las últimas 4 semanas de preparación con sesiones de fisio, con excéntricos para el aquiles varias veces al día y con hielo cuando llegaba a casa por la noche. Y dejando prácticamente de correr este último mes por miedo a una recaída (cada vez que corría, iba cojo una par de días. Incluso dos semanas antes del Doble estaba así)

Y Ara, mi pareja, la que cada vez que salgo en bici sufre más de lo que yo disfruto, a la que dejo sola en casa cuando podríamos vernos, para entrenar, entrenar y entrenar. Pero ella me ha apoyado en todo momento desde que decidí liarme con esta locura. Sin ella, tanto en la preparación como en la carrera (como ya explicaré después) esto hubiera sido del todo imposible. Como digo, la preparación ha sido durísima. Levantarte a las 7 de la mañana para ir a trabajar y estar de vuelta a las 7 de la tarde para irte a entrenar hasta las 9 o las 10. El fin de semana tiradas largas, muy largas, de un par de sectores mínimo. Y así un día tras otro, una semana tras otra… Porque aquí no hay descansos. Los mínimos. Cómo leí hace tiempo, “el descanso está sobrevalorado” y el mio siempre es activo. Si no quedan fuerzas para más, se nadan ni que sean 1000m para relajar o enfriar la musculatura. Y cuando finalmente ya si, el cuerpo, la mente y la alineación de los astros se ponen de acuerdo para detenerte, se para, se analiza que te ha llevado a ese agotamiento y al día siguiente comienzas un nuevo macrociclo (improvisado, como todo en mi preparación) de semanas sin descanso. Y estas paradas obligadas se saborean y aprecian más si cabe.

Los (fríos) números de la preparación, que aunque me ha llevado 2 años, ha sido exclusiva desde septiembre de 2013 (9,5 meses) han sido los siguientes (aprox.):

Natación: 104h ==> 300km; Bicicleta: 288h ==> 7000km; Carrera: 216h ==> 2025km

En total más de 600h y 9000km

40km de lluvia. Aquí en primer plano

40km de lluvia. Aquí con el chubasquero blanco

¿Pero qué decir del día de la competición? No tengo todavía palabras para describir las sensaciones en la bici. El HORROR de llevar solo 20 vueltas de 76 (ni 100km!) y estar hasta la polla de bici…y que se ponga a llover, y que lleve haciendo viento desde hace ya 2 horas, viento que nos acompañaría hasta la noche. Que se te rompa algo de la bici y que hayas de parar 2 veces para repararlo…y que el estómago diga que no quiere nada más de líquido, ni de sándwiches, ni mucho menos de barritas o geles cuando aún no estás en 2/3 de la bici. Tener que parar al baño diversas veces. Decirle a Ara que ahora mismo ni se me pasa por la cabeza correr 10km’s. Pero sigues, y la lluvia pasa y el suelo se seca y puedes volver a arriesgar en las curvas y sale el sol (¡y el viento sigue el muy cabrón!) y tu pedaleas y pedaleas y pedaleas…Y se acaba el sector de la bici.

Te bajas y te has olvidado de aquello de no poder correr 10km’s (que raros somos los ultras y nuestras depleciones glucémicas, que nos hacen tener comportamientos dignos de la más absoluta bipolaridad).

Una de tantas vueltas. Con la camiseta GPT&F como no podía ser menos

Comienzas a dar vueltas (ahora solo son 60 y así se lo digo a Ara, que no pienso en distancia, sólo en dar 60 vueltas) pero el estómago sigue cerrado. Sólo entra un poco de coca-cola al principio. Al final ni eso. Y el baño también me reclama. Intentas vomitar para hacer limpieza, para que ese puto tapón marche y poder beber algo, porque sabes que estás deshidratado, pero ni eso puedes hacer. Un café sería toda la cafeína que tomaría en toda la noche. La única suerte es que aquí amanece a las 4h30′ y sé que la luz me dará algo de energía. Camino y troto, troto y camino. Nos saludamos todos los zombis, y en la subida de final de vuelta (si, a la rampa final del 1% todos la llamamos La Subida) el 90% caminamos y “bajamos” trotando nuevamente. Zombis, muchos zombis. Nadie habla.

Troto y camino, camino, camino. Mucho. Demasiado para mi gusto, pero no son las piernas, éstas sé que las tengo bien, porque hace 12h que no las fuerzo (desde que el cuerpo dejó de admitir líquidos/sólidos mi ritmo es más lento del que sé que puedo llevar).

Mi apoyo antes, durante y después...CWM

Mi apoyo antes, durante y después…CWM

Ara me sigue dando ánimos a cada vuelta y yo no hago más que hacer números y decirle que de las 10h previstas inicialmente nada de nada, que de las 11h que decidí que eran más fiables hace un par de semanas, tampoco…que al ritmo de caminar que llevo, me voy a ir a12…13h para, con suerte cerrar en 28h.

Pero no todo son malas noticias. A falta de 10 vueltas se demuestra que mis piernas estaban muy descansadas. Ara me pregunta si quiero tomar un paracetamol para ver si me recoloca el cuerpo (me ve muy mala cara hace tiempo). Decido tomarlo más pensando en ver si me ayuda a vomitar…¡y me sabe a gloria! ¿Placebo? No lo sé, la cuestión es que quedaban 11 vueltas y fueron las más rápidas de toda la competición (sí, mi parcial más rápido fueron los últimos 14km’s. Tiene narices).

Es más, de ver que me iba a más de 28h a darme cuenta que bajaba de 27h sobrado, con lo que la vuelta final, que todos hacen con bandera en mano para que el resto de competidores les saluden sabiendo que ya han acabado, la hice de paseo con Ara, saludando a los otros corredores, disfrutando del momento, parando a hacer fotos, saboreando cada paso, recordando todo lo pasado hasta llegar aquí y deseando llegar a la meta para recibir una camiseta y una medalla que, éstas sí, me las he ganado a pulso.

Post_Medalla

Finicher de esos

Post_M2  Post_M1

Si has leído hasta aquí, gracias. Aquí lo puedes dejar. La épica se ha acabado. Se acabó a las 26h39’04”. Pero si quieres saber algo más de todo esto, como funcionan los avituallamientos, los circuitos, y lo loco que hay que estar para esto, aquí va la versión ampliada.

Día 13/6. 4h30′ de la mañana

Toca desayunar, dejar la habitación y dirigirse a la salida en breve, pues es una prueba tan “casera” y con tan pocos participantes (57 iniciales de los que 5 no se presentaron) que es durante esta misma mañana que colocamos la bici y la bolsa de la T1.

La de la T2 ni eso, pues desmontarán la carpa de la T1 y la llevarán a T2 mientras pedaleamos (¡si digo que es familiar!). A las 6 estamos todos por allí preparándonos.

A puntito de entrar al matadero

A puntito de entrar al matadero

Colocar la bici en su puesto y la bolsa T1 lleva 10 minutos. Ahora toca ponerse el neopreno con tranquilidad. El mio está viejecito y solo faltaría que se me rompiera (no, no soy pesimista, me pasó a una semana del IM de Calella y lo destrocé literalmente). La natación es en piscina de 50m. 76 viajes de ida y vuelta para cumplir los 7600m. Es una piscina exterior climatizada a 24ºC. Por suerte, el día es perfecto. Tanto los anteriores como posteriores por la mañana hace frío. Hoy no.

Listado de participantes. Yo en calle 2

Listado de participantes. Yo en calle 2

Somos 7 por calle y es aquí mismo donde nos dicen qué calle nos toca a cada uno en función de los tiempos que les dijimos que queríamos hacer. Me sorprende enormemente ver que me meten en la segunda calle más rápida. Bueno, allá ellos. Preparo mi avituallamiento, 1,5L de isotónica y 2 geles, así como pastillas de sales para espantar los calambres. Me tiro a la piscina y sigo el ritual que nos han marcado, atravesarla nadando de punta a punta para ir a saludar a los jueces. Allí están mis compañeros de fatigas. Los saludo, les deseo suerte (les pregunto si son gente de 2h30 aprox. para asegurarme de que no me hayan metido en calle equivocada….) y comienza la cuenta atrás.

NATACIÓN; 7,6km
Mi inicio de la natación

Mi inicio de la natación

Son las 7 en punto, no sé porqué pero me dejan ser el segundo de nuestro grupo. Sigo a un tío que va a un ritmo endiablado. En realidad no me preocupo de mirar el crono, pero se que estamos nadando muy rápido (por debajo de 1’40”) Lo dejo irse y en breve me tocan los pies un par de veces. Veo que aquí todo el mundo tiene prisa. En pocas piscinas voy el 5º, pero a partir de aquí cada uno hace su guerra y se avitualla cuando le apetece (yo lo hago cuando el de delante me frena demasiado o cuando soy yo el que frena). Ara está pendiente de mi cada vez que me paro a beber porque sabe que mis calambres “siempre están ahí”. No miro en ningún momento el ritmo pero sé que sobre 1’50” o más rápidos aún. Ok, ya llegará la bajada si toca. Paso los 3800 y sigo bien. Tomo 3 pastillas de sal “por si acaso”. Tenemos un compañero de calle (gorro amarillo) que lo está pasando mal. Lo doblamos todos con mucha facilidad. Otro (gorro blanco) es un plasta que te pide paso y a la que va delante se frena enormemente. Cuando lo vuelves a pasar se pega a tus pies y te va tocando continuamente. Vuelta a pararte a avituallar y que se vaya lejos un rato. Esta es la mejor manera de planificar avituallamientos. ¡Sobre la marcha! A todo esto caen los 4000, 4500…6000 y sé que voy a hacer mi mejor marca en esta distancia (la he nadado 3 veces previamente en entrenamientos). No tengo claro si me quedan 100 o 200, pero llego a la zona de los jueces y veo que sumergen el cartel delante de mis narices con Last 100m. Les doy el ok como nos habían avisado y me relajo lo que queda.

AFin2h23’27” a 1’53”/100m. en la posición 14 de 52 participantes. ¡No entiendo nada. Este no es mi sitio en el agua! Eso me hace sentir más feliz si cabe. Ara sabe que cuando salgo del agua tengo un momento de euforia pues hasta el último momento voy con el miedo a que aparezcan los calambres.

 

T1

Nada más salir tengo a Ara conmigo. Podemos tener todo el día a una persona de apoyo. Este será un DobleIM para ella también. Me ayuda a quitarme el neopreno y mientras me visto me da de comer un sandwich. No soy el único cambiándose y su pareja está allí también. Ambos en pelotas, pero a nadie le preocupa. Gajes del oficio.

Salgo preparado para la fiesta, voy a por la bici y me despido de Ara. Tenemos un camino de transición enorme (cerca de 400m) hasta llegar de la piscina a la carretera. Una vez allí no sé qué coño me dice en alemán alguien que deduzco que es un juez pero supongo que debí entenderle bien. Paso una linea pintada en el suelo, me subo en la bici y a rodar. Tiempo de transición 8’32”

BICICLETA; 360km

Cuando comencé con esto hace 2 años, al igual que hacia mucho que no nadaba, la bici la tenia llena de telarañas. ¡Más de un año sin tocarla!

Mi pseudoplanificación pasaba por llegar a hacer entrenando esa misma distancia. No ha sido necesario. Viendo los desniveles que me veía obligado a meter me di cuenta que se podía hacer un factor de corrección. 300-310km son más que suficientes como tiradas largas. Total, en estos ya me pasaba 12-14h y calculaba que en plano y con la cabra el tiempo debía estar en ese abanico.

A cada arrancada post rotonda, tocaba apretar los dientes para volver a coger velocidad

A cada arrancada post rotonda, tocaba apretar los dientes para volver a coger velocidad

El circuito de Emsdetten es más cabroncito de lo que parece. Es “casi” como un cuadrado pero uno de los laterales lo alargas hasta el punto de salida donde giras 180º en un espacio muy reducido y vuelves hacia el cuadrado para dar otra vuelta. Y así 76 veces. 76 veces parando y arrancando en esa puta rotonda. 76 vueltas con además 6 curvas de 90º o más de las cuales:

La 1ª a derecha has de frenar mucho. Comienzas una ligera subida con viento en contra o lateral según momentos.

2º giro a la izquierda que se hace acoplado para coger un tramo plano con viento lateral.

La 3ª a izquierda muy cerrada, con gravilla y algún agujero (¡lo tiene todo!), frenazo a cada vuelta. Recta con viento a favor.

4ª a derecha. Con práctica la pasabas acoplado pero suelo en muy mal estado (parcheado) y viento lateral que te pegaba algún susto si te abrías demasiado.

5ª a izquierda. Peligrosa porque solo tenias 2m de carril (Era un tramo compartido con coches, pocos, pero no nos la podíamos jugar y teníamos unos conos de los que no debíamos pasar). Viento a favor.

Y 6ª curva, a izquierda, imposible pasarla sin frenar. Viento lateral pero aquí bajábamos lo que habíamos subido al principio. Desde aquí larguísima recta hasta la rotonda y vuelta a comenzar.

La verdad es que la cosa comienza bien. Me paso un pelín de pulsaciones pero nada alarmante. La velocidad es alta. Me muevo en 32km/h de media cómodamente. A las 10 vueltas decido forzar menos en la subida contra el viento para bajar la media de pulsaciones.

Reparación de emergencia con bridas para sujetar el reposabrazos

Reparación de emergencia con bridas para sujetar el reposabrazos

Pero las malas noticias llegan pronto. En esta prueba es fundamental la comodidad a la hora de rodar acoplado. Me fabriqué para ello unas elevaciones de los apoyabrazos de los codos. La del codo derecho se comienza a romper ¡Estoy hablando de una barra de acero al carbono de 7mm de grosor! Ya es mala suerte ¿no? A medida que se rompe, el soporte se va inclinando hacia afuera así que he de tener mucho cuidado en el apoyo de este brazo. Decido parar a fijarlo con bridas mientras se me ocurre qué hacer. Unos cuantos minutos perdidos. Varias vueltas después se acaba rompiendo. Paro, corto las bridas y le doy a Ara el soporte original y le pido que busque al mecánico de la organización para que desmonte “mi invento” y perder yo menos tiempo. Sigo pedaleando sin ese apoyabrazos. A la vuelta siguiente paro, Ara ha sido muy eficiente todo el día con los avituallamientos y no podía ser menos aquí. Me da el soporte y las herramientas. Comienzo a desmontar la barra que queda fijada a la bici y pongo en su lugar directamente el apoyabrazos ya sin extensión. Me pasaré así más de 200 km’s con el brazo izquierdo apoyado 4cm por encima del derecho. Estas paradas me han tenido distraído con ganas pero me han hecho perder mucho tiempo y velocidad al no poder ir acoplado correctamente (y con el viento que hacia era muy necesario)

Pero toca seguir en la batalla. La verdad es que sé que voy muy bien y me paro a ver clasificación al paso por vuelta (y para asegurarme que no vaya descontado) y voy 8º! Demasiado bueno para ser cierto, pero es lo que hay. Yo a lo mio. A los 100km se nos puso a llover con ganas. Pues nada, chubasquero y a vigilar un poco más en las curvas, pero no me preocupa. Cuando me preguntan que por qué entreno igual los días de lluvia o viento, es precisamente por estos momentos.

Ara sigue siendo fundamental en estos casos. Todos los triatletas tienen a su familia, amigos apoyándolos, dándole a cada vuelta lo que piden. Son gente con una infraestructura bestial. No solo todos con auto-caravanas, turnándose, sino que tienen carpas montadas, tumbonas, hasta camillas de masaje! Ara y yo hemos llegado con un Megane con todo lo que cabía dentro. Por tanto tiene una silla y una mesa. Pero a cada vuelta me tiene preparado el bidón de bebida que le pido o los sándwiches que me ha preparado y cortado como le he pedido, o las barritas o geles…y ahora la mando a buscarme herramientas al coche, y ahora a por el chubasquero, y ahora a mirar que con la lluvia no se esté mojando la ropa de correr…De verdad que sin ella esto hubiera sido del todo imposible. Yo me limito a dar pedales y a alimentarme.

¿He dicho alimentarme? Debería llevar unos 200km a una media de 30km/h cuando el cuerpo ha dicho que ya no quería nada más. Iba muy bien hasta entonces con paradas a orinar lo que dice que vas algo hidratado. Pero de golpe, malestar. No entra nada y las pulsaciones se van poco a poco a la mierda. 120 y por debajo. El ritmo decae pero extrañamente nada alarmante. Vueltas a 27 pero también a 29 alguna. Las 13h previstas eran a 27,7 y mi media es bastante superior. Si sigo así, está hecho. Me limito a pararme de tanto en tanto y beber coca-cola que es lo único que me pide y acepta el cuerpo, pero pararse para avituallarse no entraba en los cálculos y esto me frena mucho. Aún así es la única solución ahora.

Hubo momentos en esta parte realmente duros. Mi cabeza es mi mejor baza en estas carreras pero en estos momentos iba tonteando con la idea de poner la bici a la venta nada más llegar a meta o incluso meterle fuego directamente.

Van quedando pocas vueltas y el malestar va en aumento. El cuerpo se rebela y me obliga a ir dos veces al baño. Más deshidratación, ¡bravo!

Suerte de los ánimos de Ara a cada vuelta, de preguntarme qué necesito, que tal voy…y también los ánimos increíbles de los controles que hay dispuestos en cada curva y corte de carretera. Aplausos constantes, gritos, trompetas carracas, altavoces con música. No esperaba esta respuesta de los que creía “fríos” alemanes. Nada más lejos de la realidad.

A las 9 de la noche, aunque aun hay luz (hasta las 10 prácticamente) toca montar el frontal en la bici según norma. Muy pocos privilegiados han acabado antes (¡y los veo ya corriendo a los muy cabritos!) No problem. Aprovecho para beber algo más mientras monto el frontal y sé que ya quedan pocas vueltas. Poco más que contar a partir de aquí.

El deseado momento de bajarme de la puta bici había llegado

El deseado momento de bajarme de la puta bici había llegado

12h40’24” (la organización me da 12h57′ incluyendo las 2 transiciones aquí dentro). Velocidad media de 28,4km/h y puesto 12 (tanto de este parcial, como de la general en estos momentos). Después de ver los problemas que tuve, estomacales, mecánicos, paradas varias imprevistas, viento, lluvia…sé que este sector se podía haber acercado mucho a las 12h (incluso por debajo de ellas)…pero las ucronías no constan en las clasificaciones. Los “y si…” han de quedarse para las fantasías y los relatos inventados y comenzar la carrera en la 12ava posición superaba mis sueños.

T2

Comentar que nuevamente Ara me fue imprescindible. Ella es la que ha de recoger mi bici cuando me bajo de ella y llevársela. Al mismo tiempo me ha traído la bolsa con la ropa para la T2 y antes de que siquiera haya comenzado a vestirme, ella está allí para ayudarme a cambiarme y alimentarme. El resto de gente tienen un grupo para esto y yo tengo a alguien que vale por un equipo.

La transición en si es más rápida de lo previsto. En 8’17” estoy ya comenzando mi primera vuelta.

CARRERA

Doble maratón

84,4km

60 vueltas a un circuito de 1,409km

Da lo mismo cómo te lo plantees antes de comenzar, que da miedo con lo que ya llevas encima. Lo mejor es desconectar el cerebro, no pensar en nada más que en correr y hacerlo de la manera más digna que puedas.

Este sector tendría que haber sido mi mejor. Siempre lo ha sido en todos los triatlones sin excepción pero aquí fue el peor con diferencia.

Son las 22h20′ aproximadamente cuando comienzo a correr. Aún vislumbro algo de claridad en el horizonte. El circuito es una L de ida y vuelta, comenzando a correr en el extremo superior de esta L. Al volver a este punto, damos una vuelta por el párquing que ha sido habilitado para que nuestro “staff” nos avitualle y tengamos donde descansar si lo necesitamos. Esta vuelta del párquing es la única zona donde se permite acompañar a los corredores, aunque los jueces serán muy laxos con ello.

Comienzo la primera vuelta y ya veo que el cuerpo no está para fiestas. No es problema muscular. Es malestar por la poca hidratación/alimentación. Me quiero forzar a comer y beber pero a la primera vuelta ya estoy parado en el lavabo. En vueltas sucesivas intentaré vomitar para hacer limpieza. Nada de nada. Toca comenzar a trotar cada vez que paso por el párquing y camino por allí con Ara mientras me da agua, cola o intento comer algo sólido. Arranco a correr bien, lo cual reafirma que las piernas no están muertas. Cómo he dicho antes, el objetivo ahora es “no pensar”. Pasito, pasito, pasito acabas el lado largo de la L, giro a izquierda, subida (si, del 1%). Llegas hasta el control de giro donde hay 3 personas que te aplauden vuelta tras vuelta tras vuelta…and go on!. Media vuelta, “bajada” ahora si, trotando, giro a derecha y tenemos otra subidita más corta pero más intensa. Hay vueltas que voy mejor de cuerpo y puedo dar una, dos, tres vueltas seguidas trotando y es donde adelanto a mucha gente…acto seguido el cuerpo se rebela y he de dar una vuelta casi entera caminando, pero mi ritmo caminando es muy rápido (llegué a entretenerme en medir una vuelta caminando, una corriendo, y una mixta caminando en las subidas y corriendo el resto y la diferencia era de 2′ y poco por vuelta). El objetivo de “no pensar” va siendo superado y ahora toca esperar a ver amanecer. Allí lo hace poco después de las 4. Para entonces ya llevaré una maratón.

Antes de llegar a ese punto voy viendo pasar a los pobres desgraciados que siguen pedaleando. ¡Si! Yo dejé la bici a las 22h y poco. Los primeros, sobre 1h45′ antes que yo. Pero es que a las 2 de la madrugada hay gente que sigue pedaleando. Alguno comenzará a correr 5h después que yo. Vuelven a ser laxos, ahora con los tiempos de corte. Me alegro por ellos, porqué puedan intentar completar los 84km que les quedan en las 15h de límite que aún tienen. Pero verlos pasar una y otra vez en bici con el frontal me da pena porque sé lo que he llegado a sufrir en la bici y no me imagino 5h más de horror.

Con todas estas cavilaciones van pasando lentamente los km’s. Tienes tiempo para todo, hasta para flipar con un participante (dorsal 21, no se me olvida) que iba con cigarrillo en la mano. Después he visto fotos suyas fumando en la T1 mientras se preparaba para pedalear, fumando en la bici en algún momento que paraba a descansar, fumando nada más entrar a meta. Un puto friki.

También flipo con la gente que va en cabeza. Estos no han parado de correr en todo momento. Y a un ritmo endiablado. Richard Widmer, el que será ganador exaequo (porqué quiso, porqué se comía al otro con patatas y cuando lo atrapó después de recuperarle los 50′ de bici se quedó con el), corrió a 5´46” los 84km

Y si, todo este rollo que explico me ayudó a desconectar. Salió el sol, eso me dio vida. Ya no es que el ritmo suba, pero el ánimo cambia. Pasan las horas, veo llegar a los primeros en 22h33′. Sé que sigo el 12 (tonteé un poco con intentar entrar entre los 10 primeros, me coloqué el 11, pero pronto me olvidé de ello). Ahora es un goteo de vueltas en que a cada una o dos ves a alguien con la bandera de su país. Los voy contando. O descontando, porqué sé que seré el 12. El 13 está lejos. (bueno, realmente fui el 13. La primera chica me sacó una hora). Yo hace mucho que veo que a este rimo me caerán las 28h totales. No está mal tampoco, pero las 27h previstas eran un objetivo de mínimos. Aquí ya había incluido contratiempos. Llegan las 7 de la mañana. 24h de “tute” llevas ya. Toca mirar al frente y pensar que 4h ya no son nada comparado con lo que llevas. Pero a veces te llevas inesperadas sorpresas…y aquí la tuve poco después de pasar la maratón y media.

Ara me veía muy mala cara a cada vuelta, me veía desanimado por no poder correr y me dijo si quería un paracetamol. Y así lo hice, para ver si entre que marchara algo el dolor de espalda y que se me recolocara algo el estómago podía comer y acabar más dignamente…¡Y qué digo dignamente! De pronto, ya en aquella misma vuelta, comencé a correr como no lo había hecho en toda la competición. Me quedaban 11 vueltas para completar las 60. Pues bien de la 50 a la 59 fueron las 10 más rápidas que hice en todo el día. Me maldije por no haberlo tomado antes pero realmente cuando el cuerpo se cierra, lo último que deseas es meterte una mierda con sabor raro. Y como dije antes, las ucronías no cuentan en el cómputo de tiempo. Pero sí sirven para una cosa: se aprende de los errores, y ya sé que he de probar la siguiente vez que el estómago se rebele.

La cuestión es que en estas 10 vueltas Ara se preparó para acompañarme la última vuelta. La organización, eficiente como siempre, accedió a prepararme mi bandera catalana para la última vuelta (ya lo habíamos hablado por mail anteriormente y se habían mostrado dispuestos a ello). Ya hace algunas vueltas que la gente sabe que soy el siguiente y me animan, me saludan, me aplauden…Tanto Ara como yo nos hemos quedado sorprendidos de la calidez alemana. Gente encantadora que te choca las manos, que te jalea…

C_LastLapÚltima vuelta. Paso por la zona de meta. Me dan mi bandera y la sonrisa no me cabe en la cara. C_BanderaAra se coloca a mi lado y comenzamos los últimos 1400m. 1,4km que culminan 452km de diversión y sufrimiento a partes iguales. Los casi 40 atletas que quedan me saludan y felicitan durante esta vuelta, con algunos nos chocamos las manos. Llego a control final de vuelta y saludo a los comisarios que me aplauden.

Último giro. Saludo obligado

A momentos trotamos con Ara pero la mayor parte del tiempo caminamos. Esta historia ya no va de cronómetros. Va de cerrar un ciclo que ha comprendido 2 años de mi vida y que ahora me deja libre para plantearme otras locuras. Lo de siempre. Si he podido con esto, ¿qué coño me propongo ahora que sea difícil sin ser una quimera?

C_Meta1Llegamos a la plaza. El speaker* me nombra. Solo queda dar una vuelta al párquing donde todos los familiares están en pie vitoreandome, Ara a mi lado, de la mano. Último giro, encaramos la meta y allí están esperándonos con una medalla y una camiseta de finisher, que ésta sí, postureo o no, pienso lucirla con orgullo.

Tiempo final de carrera: 11h18’06” y posición 18 (ritmo de 8’02”/km)

C_Meta2

Sin ella no habría sido posible

Mi tiempo final de la competición fué de 26h39’02” y posición 12.

Hubo 8 que no pudieron acabar. De ellos 3 no acabaron la bici y 5 la carrera

* El Speaker es alguien de quien no he hablado aquí pero se merece un monumento y los mismos adjetivos calificativos que se puedan destinar a los participantes. Al pie del cañón a todas horas, en alemán, ingles, castellano, animando…un verdadero showman profesional pero que antes y después de la competición hablaba con todos nosotros, con nuestras parejas, que recordaba detalles de esa conversación para incluirlos en la crónica que iba haciendo durante la competición…

Y no puedo olvidarme tampoco de todo el staff organitzativo, desde el director de carrera hasta el último control. Eficiencia germánica en estado puro. Cualquier contratiempo o necesidad que pudiera surgir, era resuelto de inmediato.

Post_M3

FOTOS NATACIÓN

Doble Ironman II. Emsdetten 2015. Natación

FOTOS BICI

Doble Ironman IV. Emsdetten 2015. Bicicleta

FOTOS CARRERA

Doble Ironman V. Emsdetten 2015. Carrera

TRANSICIONES

Doble Ironman III. Emsdetten 2015. Transiciones
Emsdetten. Días previos

He dejado esto para el final porqué quería centrarme en la competición pero si a alguien le interesa saber qué es y como se vive (¡y se trabaja!) en Emsdetten, que se lea esto.

Llegamos Ara y yo el miércoles por la tarde. Es una población al noroeste de Alemania, a 30km de Münster y muy cerca de Holanda. Rápidamente nos sorprende ver la calidez de la gente y su forma de vida. Todo dios va en bici. La gente joven sale de fiesta en bici. Los padres llevan a sus hijos al cole en bici. La gente mayor (pero muy mayor) van a la compra o sencillamente a pasear en bici. ¿Caminar? ¡Para qué, si hay bicis!. Me gusta. Ara y yo nos decimos que si algún día hay que emigrar, este sitio es el número 1. Conocimos a un par de españoles trabajando allí y nos dimos cuenta, todavía más, de como nos hemos dejado putear en nuestro país. Entre otros: 8,8€/hora salario mínimo de alguien sin nivel laboral. Si trabajas 5′ más, se pagan 15′ extras. Si por necesidades de la empresa no se requieren tus servicios, la ETT te paga igual. Son ellos los obligados a buscarte trabajo. El alquiler de una casa de 3 habitaciones, 400€. Al compartirla, pues queda en nada. Y lo mejor de todo, el nivel de vida, la bolsa de la compra, es mucho más económica que en nuestro país. Mas sueldo, menos coste de vivienda y alimentación, calidad de vida…Somos unos putos pringados.

Y esa imagen que tenemos de los alemanes fríos, organizados…pues qué quieres que te diga. Que me he abrazado con gente con la que he cambiado 2 palabras al recoger un trofeo o recibir un medalla, que Ara ha charlado con mucha gente que le ofrecía ayuda cuando se puso a llover y estaba al descubierto y con los que después las conversaciones que mantuvo nos demostraron que los estereotipos no son más que eso, clichés y tópicos falsos.

Y volviendo al “yo he venido a hablar de mi libro”. El lunes antes de venir para aquí hice spinning en el gimnasio para sacar algo de carbonilla. El martes por la mañana antes de comenzar viaje fui a nadar 2000m y después masaje de descarga. Todo ok excepto el aquiles. El miércoles llegamos a destino. Por la tarde fuimos a correr para ver el circuito de bici y el de carrera y así estirar las piernas de tanto viaje. Jueves por la mañana tocaban 40′ de bici para ver que todo estuviera a punto…y por la tarde 1000m en la piscina. Mis primeros metros en piscina de 50m desde hacía más de 2 años XDD

¿Y descansar qué? Os aseguro que estos entrenamientos son un puto descanso! Pero sí, el viernes finalmente tocó parar e ir a recoger dorsal, asistir al brifin y a la pasta party montada por la organización. No lo sabía, pero nos hacen subir a todos al escenario, uno por uno nombrándonos y nos hacen sentir realmente protagonistas. Veo mucha “pata” por allí. Realmente dan todos miedo. Poco después nos vamos a descansar, que las 5 de la mañana llegan pronto.

Berlín. Recuperación

Y ya para acabar el tostón. Muy sorprendido de la recuperación. Gran parte de culpa la tiene no haber podido forzar lo más mínimo en la carrera. El domingo tarde después de dormir un poco asistimos la fiesta de entrega de trofeos y diplomas. Mis piernas estaban mejor de lo que esperaba como se ve en el vídeo…

…pero el lunes estaban mejor y el martes, miércoles y jueves he salido a correr 90′ cada día (muy lento, eso si) con Ara, haciendo el recorrido de la maratón de Berlín. Una semana después no se puede decir que esté recuperado ni mucho menos, sigo corriendo lento, pero cada día que pasa me duelen menos cosas (y hoy hemos dado una vuelta al recorrido del IM de Frankfurt, por si acaso toca algún día ;-D)

365 dias. Un año entero es lo que me queda para prepararme para Emsdetten

DobleEmsdetten

Los que me conocéis sabéis que cuando se me mete algo en la cabeza, seguro que no es algo fácil, y por norma, acabo haciéndolo. Pero a pesar de las malas lenguas que me otorgan el bendito don de la inconsciencia rayando en la irresponsabilidad, el camino lo defino bien, sin aventuras extrañas y en última instancia hasta parece que haya una planificación detrás.

Hace ya más de una año que publiqué un POST hablando de esto. Y allí comencé mi planificación a 2 años vista que está más o menos explicada en esta serie  de posts. No he escrito mucho al respecto. A partir de ahora espero ser un poco más constante.

Y espero serlo por otro motivo. Como muchos sabréis, Corredors.cat ha comenzado una campaña de recaudación de dinero para la lucha contra la ELA. Comenzaremos con los 1000m sociales y finalizaremos con las 24h en pista de cada diciembre (que aprovecharé para prepararme en la laaaaaaarga distancia)

1000m

Esta campaña de recaudación se hace para la Fundación Miquel Valls y precisamente voy a intentar que mis muchos km’s, mis largas horas, toda esa energía gastada para prepararme para mi primer doble IM, sirva para continuar recaudando fondos para la lucha contra la ELA y el apoyo a las familias. Ya hablaré más delante de ello, pero espero que me echéis un cable.

FundMV

Mis próximos pasos:

Fa temps que vaig veure clar que si vols transformar una prova difícil en fàcil, no hi ha res millor que posar-te com a objectiu una prova de molta més envergadura. Llavors aquella cursa tan problemàtica deixa d’atabalar-te.

Friki? Si.

Funciona? També.

Si fa un any vaig fer la meva primera marató de muntanya i des de llavors han caigut 4 més, 2 d’asfalt, 3 ultres de muntanya, 2 ultres de pista, ara els meus objectius van cap a proves de més de 24h per a anar-me adaptant al futur doble IM. Si com dic, fa un any m’estrenava en marató de muntanya, ara tocava fer-ne dos de seguides i amb molt desnivell, no fos cas que fos fàcil la cosa XD.

Divendres tarda, amb en Dani Camarero amb qui compartíem habitació, arribem a Rialp i anem a recollir dorsals. Ja comencem a trobar amics i coneguts amb qui petar la xerrada i només acabar el brífing marxem a sopar i a descansar per al dia següent.

A les 4 de la matinada despertador, esmorzar i cap a la sortida per a passar el control de material. No hi ha nervis per part meva. He vingut a divertir-me i el patiment ja arribarà per la part física quan toqui, no pas per la mental.

5h30’ Comença la festa!!!

L’inici és una pujada gairebé constant de +2000m que ens portarà als 2883m del Montsent. No estic acostumat a fer grans desnivells ni molt menys a pujar a grans alçades  (fa uns anys vaig pujar una vegada a 2000m, i gracies XD) així que anava una mica a cegues i sabent que havia de pujar sense forçar, sinó el globus podria ser èpic.

En Pau Alegre, amb qui ens trobariem tota la primera part

La sortida, amb frontal, és relativament còmoda. Es pot córrer molt tros i passem per Altron, Saurí, Llessuí…i a mida que clareja ens apropem al Montsent. Ràpidament em trec el frontal i el paravents, doncs la temperatura és molt bona i el dia clareja ràpidament. Per a mi la pujada és dura, molt dura. Noto l’alçada; la respiració accelerada tot i que de pulsacions no vaig forçat. Petites fiblades de mal de cap que marxen hiperoxigenant una mica més. Fins i tot marejos que em fan reduir el ritme una mica més (s’agraeix XD)
Arribem a un pas amb una petita tartera a on alguns dels corredors de la marató que fa temps ens estan avançant, deixen anar algun roc que altre. Amb el miniglobus que porto em poso a riure, doncs em recordo del Donkey Kong i ja ens tens a tots esquivant “objectes” que ens tiren des de dalt.

Voll Damm a gairebé 2900m

Passem ràpidament aquesta zona perillosa i arriba la primera sorpresa del dia. Algú crida des del cim el meu nom mentre mou una esquella com un boig. Ni més ni menys que el guanyador de l’edició passada, en Jaume Folguera que ha fet nit per aquí dalt amb la Mireia. Es d’agrair rebre ànims i una Voll a aquelles alçades!!! Gracies companys.

Foto robada al Kungfujete 😉

Porto 4h, i és millor temps del que esperava. Ara tenim un baixa/puja “guarru” fins al Montorroio. El tècnic corriol enmig d’una tartera de pedra llisa sembla que l’hagin “fabricat” per a l’ocasió i has d’anar amb compte per a no estimbar-te, però la veritat és que ni te n’adones que ja ets a dalt i saps que has passat la part més dura.

Les baixades aquí també tenen la seva complicació. No hi ha camí. Consisteix en buscar la teva millor ruta i tira avall, per a això has d’anar amb compte de no sobrecarregar les cames en excés, que després toca pujar de nou.

No ho canvio ni per un 5*

Tot baixant, arribem a un brutal avituallament on m’hi quedaria a viure. Be, gairebé, doncs m’hi vaig estar exactament 11’. No explico el que hi ha, per a això ja teniu la foto que ho explica perfectament, però el que no surt a la foto és l’amabilitat de tota la gent que hi treballava aquí. Quant han d’aprendre el 90% de les curses d’aquest mon!!! Demanes Coca-cola i et pregunten si vols zero o normal. Demanes cervesa i que si vols Voll o Heineken…Increïble!!!

En aquestes que estic per allà pul·lulant i arriben el Pau, Raül i la Marta, amb qui ens anem trobant a molts avituallaments. Jo arribo, ells ho fan més tard; ells marxen, jo els segueixo més tard. I aquí no serà diferent. La Marta surt una mica abans, després en Raül i Pau i una mica més tard surto jo.

La meva companyia durant molts km’s

Els atrapo i Raül i jo continuem caminant però a molt bon ritme per a atrapar la Marta. Baixem junts durant uns quants km’s i quan el camí planeja o tira amunt, la Marta, que ha vingut ja amb un esquinç al turmell posat de casa ha de frenar el ritme. Jo em trobo molt be en aquest terreny, i continuo endavant sabent que ens tornarem a trobar al llarg del dia (encara ens queden unes 10h per endavant!!!) La baixada acaba a Escàs on tornem a avituallar-nos i pugem 500m en poc més de 3km. Tinc ganes d’arribar a l’avituallament central per a fer un plat de pasta i canviar-me una mica de roba. Fa estona que noto alguna butllofa als peus, que en mi no és habitual. Dit i fet; pujar, baixar, un tram d’asfalt llarguet i som a la divisió entre ultra i marató. Aquí tenim per a canviar-nos, menjar i avituallar-nos be. Com tot el dia, m’hi recreo. Arribo i em trobo al Dani Camarero que no havia vist en tot el dia. Poc després tornen a arribar el Raül i la Marta i tornen a marxar molt abans que jo. Finalment veig que m’hi estic recreant massa (30 minuts m’hi vaig estar!!!) i surto a fer la penúltima pujadeta. És la mes “suau” de totes, però a aquestes hores fa una calda considerable que la fa més dura.

4km i +450m després ja som a la part alta i és pràcticament l’única part del recorregut on es poden fer uns quants km’s plans. A aquesta zona torno a passar als companys de fatigues. La Marta va aguantant molt de dolor. Com sap patir aquesta noia!!!

Baixada fins als 780m d’alçada. Toca posar tota la carn a la graella. Hem d’arribar sí o sí als 2425m en 11km (15% de mitjana). Fins aquí no he fet servir la calculadora; és a dir, sabia que arribava al final, però ni idea de en quant de temps. Porto 10h45 i a mida que pujo començo a fer números i veig que “nostamostanmal”. Tot i així ve una de la zona més dures psicològicament: Bunkers!!!

Clipboard01Com veieu, una interminable ziga-zaga (tot i que per sort, per dins d’un bosc). Aquí és el cap el que ha d’arrossegar a les potes. Veig gent que s’asseu al mig del camí a descansar, boletaires que t’animen a seguir i a tu només et queda posar un peu davant, clavar bastó, peu, bastó…i arribes a l’asfalt! 2km i ja som a Portainé 2000.

Torno a fer una llarga aturada (10’) per a beure i menjar (aquí, la veritat és que arribava amb gana i el pa amb tomàquet, pernil i formatge va entrar a cabassos…i de postres codonyat!!!)

Just quan marxo arriben el Raül i la Marta i decideixo esperar-los. Ja no ens separaríem en les següents 3h30’!!! Va ser la millor decisió del dia 😀

Triguem gairebé 1h a arribar dalt de tot, i des d’aquí tenim 19km de baixada. Encara hi ha llum així que aprofitem. Fem números i veiem que sense gaire esforç podem baixar de 17h. No ho hauríem dit cap dels 3 abans de sortir! Per a ells dos és una zona feixuga i pesada, doncs es pot córrer gairebé sencera. Jo estic a la meva salsa, doncs ja tinc pràctica a córrer en pla hores i hores sense aturar-me. A més la Marta va en plena reserva. El turmell esquinçat la martiritza però per portar tantes hores corregint la trepitjada ara te l’altre turmell molt tocat. Cada vegada que ve un pla o pujada ha de caminar però portem bon ritme de baixada. Arribem al punt que toca encendre frontals, i el Raül es posa al davant per a anar marcant el millor camí i jo darrera per a fer-li més llum a ella. Poc a poquet anem apropant-nos a destinació. Tots 3 tenim moltes ganes i veiem que arribem amb un temps inimaginable. Finalment trepitgem el Pont de Santa Caterina, fem un parell de carrers i ja som a meta en un espectacular temps de 16h41′!!!

Grans records d’aquesta cursa! Gracies per la foto Correnits!!!

FOTOS RIALP MATXICOTS 2013

TRACK

Decíamos ayer (joder, que culta comienza esta entrada), que la preparación se dividía en bloques que como unas muñecas rusas en su interior contenían piedras más pequeñas (Preparación ==> Mesociclo ==> Macrociclo ==> Microciclo)

Y si el microciclo podía dividirse en unos días o en un par de semanas, ¿de qué se componen estos? Pues de los diversos entrenamientos que hacemos (y sí, cada entrenamiento también se divide a su vez en partículas más pequeñas; calentamiento-ejercicio-enfriamiento. Si seguimos así acabaremos hablando del Muon, el Strange y hasta encontraremos el Wino, así que sigo adelante)

Ahora toca hablar de cómo extraer el jugo máximo a cada entrenamiento y para eso toca el nuevo tostón. Bienvenido al maravilloso mundo de las zonas aeróbica y anaeróbica y sus umbrales. Muy resumidamente son unas regiones de pulsaciones donde el organismo tira de “vías energéticas” diferentes.

zonasNo hagáis caso de las pulsaciones de referencia según edades. Ni de los porcentajes.
Vuestros umbrales debéis averiguarlos con una prueba de esfuerzo

El entrenamiento Aeróbico (que no el Umbral) se encuentra en esa zona en la que el ritmo lo podemos calificar de “comomolo”, donde a los 10’ pensamos que podríamos estar todo el día así y hablas por los codos mientras corres (normalmente cuando vas acompañado, si hablas solo háztelo mirar). Es en el Umbral Aeróbico, donde nuestro cuerpo comienza a crear productos de deshecho, pero va tan sobrado (tan “comomolo”) que los puede gestionar y eliminarlos – transformarlos – reaprovecharlos. Mientras más subes de pulsaciones, más te distancias del UA y más te acercas al UAn.

En ese punto, ya comienzas a sacar la lengua, la conversación solo son unos urfs, arfs y otros gruñidos similares y a partir de este punto el cuerpo genera más productos de deshecho de los que puede eliminar, y de ahí el no poder mantener ese ritmo tanto tiempo como nos gustaría (para así poder hacer 90’ más en la maratón que el récord del mundo XD)

Parece una broma, pero una forma cutre de encontrar tus umbrales es “notar” cuando tienes un cambio en tu respiración. Con la experiencia acabas notando ese “punto”.

Dicen los entendidos, y yo me lo creo, que si entrenas en esos umbrales lo que consigues es “desplazarlos” hacia arriba. ¿Por qué nos interesa desplazarlos? Profundicemos un poquito más (venga, que ya queda poco tostón). Supongo que ya habrás entendido que aeróbico / anaeróbico tienen que ver con el trabajo con oxígeno / sin oxígeno. En realidad se tendría que decir que en el segundo hay un déficit de oxígeno y el cuerpo saca otras vías de combustible (el oxígeno tiene máxima importancia en este proceso).

Como hemos dicho, cuanto más cerca del UAn, más desechos producimos (que nos provocan la fatiga). ¿Qué pasaría si en lugar de comenzar a producir desechos (fatiga) a 140 pulsaciones, comenzaras a producirlos a 150? ¿Qué pasaría si en lugar de tener tu UAn a 175 pulsaciones los tuvieras a 185? Vosotros sabéis perfectamente lo que supone en velocidad correr una o dos horas, 10 pulsaciones más fuerte.

Pues ala, ya hemos llegado al quid de la cuestión. Entrenamos los umbrales para elevarlos y que la acumulación de fatiga (UA) empiece más tarde y para que el margen hasta el límite máximo (UAn) también se ensanche (si, sé que es muy resumido; ese es el objetivo, no pretendo entrar a valorar factores más profundos) .

Hace un par de párrafos he dado ejemplos de estos umbrales con pulsaciones ¡¡¡OLVIDADLOS!!! Es muy incorrecto hablar de pulsaciones totales cuando se habla de umbrales en general, o de haber hecho una carrera/entrenamiento a XXX pulsaciones de media (cuando la comparas con tus compañeros; a titulo personales lógicamente que podemos pensar en pulsaciones puesto que nos ayudan a comparar nuestro rendimiento). Lo correcto es hablar de % de la frecuencia cardíaca máxima (%FCMax)*

Yo, por ejemplo, hace unos años en las pruebas de esfuerzo daba un máximo de 174 pulsaciones. Muchos hacéis diezmiles a ese ritmo. Si lo traducimos a porcentajes, yo hago una maratón al 87% FCMax, una media al 91%, y un 10k al 93%. Calculad vuestros % y veréis que hablamos idiomas similares. En cambio, estos porcentajes para mí, solo difieren 10 pulsaciones. Haced un 10k a tope, y a vuestra siguiente maratón, bajad solo 10 pulsaciones y a ver hasta donde llegáis 😉

En resumen. Prueba de esfuerzo ==> Os dan vuestros umbrales ==> Os buscáis un entrenador que os diga qué hacer con ellos XDDD

Yo personalmente hago las series iniciales por debajo de UAn, las centrales en UAn, y la/las ultima/s “agonizando in crescendo”

Los rodajes cortos algo por encima de UA y los largos en un margen mucho más amplio, con pulsaciones por encima y por debajo del UA.

Y volvemos a lo comentado en el apartado de microciclos. Estos últimos párrafos no son normas esculpidas en piedra. No existe ninguna norma de obligado cumplimiento en una buena preparación. Eso de “descansar” un día cada semana como mínimo SIEMPRE, de no hacer NUNCA seguidos dos entrenamientos fuertes, de NO DOBLAR ENTRENAMIENTOS el mismo día….Enviad a la mierda al que intente adoctrinaros con estas máximas.

Lo más importante de todo, incluso que el trabajo de los umbrales, es disfrutar con lo que estás haciendo…pero también es cierto que mientras tú estás leyendo esto, tu rival está entrenando 😉 ¿Qué coño haces aquí con el día tan bueno que hace para correr?

*Si, si, ya sé que existen diversos porcentajes, que si restas la frecuencia cardíaca en reposo y blablablá. No lo liemos más, que esto solo pretende dar cuatro pautas.

Antes de entrar al trapo. NO SOY ENTRENADOR. NO INTENTO USURPAR A NINGÚN PROFESIONAL Y NO ACONSEJO A NADIE QUE HAGA CASO DE LO QUE AQUÍ EXPLICO. Sé que muchos pros y populares al leerme encontrarán 1000 incongruencias y seguramente alguna que otra falsedad (por ignorancia mía). Es solo mi versión de lo que, creo, son los parámetros en los que nos hemos de fijar cuando tenemos un objetivo deportivo en mente. Se aceptan comentarios.

Planificación: ¿Macro/Meso/Microciclos?, ¿Periodos preparatorio, competitivo, transición?, ¿Umbrales aeróbico, anaeróbico? ¿FCMax, %FCMax…? ¿Vo2Max?

Toda esta frikada de “palabros” es básica para cualquier preparación. Me corrijo. Son fundamentales si quieres economizar al máximo tus entrenamientos. En el argot se habla de los “minutos basura”, que son aquellos que entrenas a ritmos que realmente no le aportan ningún beneficio a tu preparación. Para mí estos “minutos basura” también aportan (psicológicamente) pero no voy a entrar a filosofar al respecto.

Paso a definir MÍ preparación intentando definir conceptos:

Planificación: En este caso, 2 años (en realidad no, ya lo comento después). Esta se divide en diversos Macrociclos que son objetivos genéricos (aquella maratón, aquella marca en 10k, aquel IM…)

Macrociclo: Este se divide a su vez en preparatorio, competitivo y de transición. Cada “objetivo” intermedio, que al fin y al cabo son “bricks in the wall” de la preparación completa, formará parte de un macrociclo. Por ejemplo, dedicaré uno específico a la maratón de Sevilla de 2014 de cara a ganar velocidad de base antes de comenzar a dejar esta para incrementar el volumen.

Mesociclo: Periodos más cortos (pueden ser de apenas unas semanas a un par de meses). Aquí ya podemos definir más claramente qué tipo de entrenamiento vamos a hacer en ese periodo. Tenemos mesociclos de base/desarrollo (mucho volumen, poca intensidad. Por ejemplo con la bici tendré que comenzar por aquí…con la natación tengo mis dudas), precompetición, competición (donde se centran los entrenamientos en mejorar alguna/s cualidad/es; umbrales, recuperación, velocidad…)

Microciclos: Son los ladrillos de la preparación y aquí a la literatura deportiva ya se le ha ido la pinza con los diferentes tipos (para resumir, un microciclo clásico es lo que hacen/hacemos el 90% de populares cada semana, con un par de tiradas suaves, un día de series, una tirada larga…y repetimos el microciclo a la siguiente semana)

Y este es uno de los principales problemas. Una frase que me encanta de Einstein viene a decir: “Si quieres resultados diferentes, no hagas siempre las mismas cosas”. ¿Por qué entonces insistimos en hacer cada martes un día suave, miércoles series, domingo tirada larga?…¡Por comodidad!; nos es muy fácil de planificar y no tenemos que estar continuamente pensando en modificaciones de la preparación. Por tanto comencemos a olvidar estas “normas esculpidas en piedra” y metamos variedad en nuestras planificaciones. Saltaos las series de la semana que viene y a la siguiente meter dos días de series. Probad a descansar 3 días esta semana y la siguiente no paréis ninguno…pero todo sabiendo que es lo que estás buscando con ese microciclo…y finalmente planificad microciclos de 13 días. ¡O de 4!

Solo por profundizar un poco más, comento algunos tipos de microciclos:
Microciclo de ajuste: Se utiliza de preparación de cara a entrenamientos de mayor intensidad en posteriores etapas. Poco nivel de carga.
Microciclo de carga: Se busca un desarrollo de las capacidades de rendimiento mediante cargas medias.
Microciclo de choque o impacto: Intentamos alcanzar los procesos de adaptación del organismo, puede sucederse de dos formas; mediante un gran volumen o mediante una gran intensidad.
Microciclo de aproximación: En este microciclo se utilizan cargas muy similares a las existentes dentro de la competición específica. Es trabajo especializado de cara a la misma.
Microciclo de competición: Incluyen las competiciones. Es muy importante saber racionar los descansos dentro de estos microciclos para poder afrontar las competiciones en las condiciones óptimas.
Microciclo de recuperación o descarga: Poco que explicar. Bajo nivel de carga. Recuperación después de microciclos agresivos como los de choque o competición.

En resumen, es aceptable la preparación clásica que hacemos semanal, pero no tiene sentido que el primer, el segundo y el tercer mes de la preparación de una maratón solo difieran en volumen. Se ha de incidir en velocidad en unos momentos, en volumen en otros…en combinaciones de ambos o llevando al cuerpo al agotamiento con épocas intensas esperando que funcione eso de la famosa supercompensación.

Y como dicen que vale más una imagen que mil palabros, aquí un ejemplo fabricado en 5’ de lo que supondría una frikipreparación por mí parte.

Hay quien pondría por algún sitio una parada total.
Yo llevo 6 años sin parar y tampoco me puedo quejar.

Y creo que esto se queda aquí. Ya pasaré a un siguiente capítulo con más tostón sobre el entrenamiento por FC, umbrales y la madre que los parió.

Antes de que alguien piense que aquí encontrará una planificación para ello, que deje de leer si eso es lo que está buscando. Aquí intento explicar cual es hoy por hoy mi punto de vista de cómo comenzar a planificarme. Seguramente cambiaré de idea 76 veces cada mes, pero por algo se ha de comenzar. Es más, la forma de encontrar el camino correcto, vendrá dada por la prueba y error.

Mucha gente pensará que un entrenador me ayudaría…Bien, ayudaría a la economía del entrenador, porqué por no seguir, no sigo ni mis planificaciones (no las sigo al día a día, pero si el espíritu que se emana de ellas).

Así, que por el principio.

¿Dónde y cuando?
Si has leído los posts anteriores, tenía dos opciones. Ya he decidido que el objetivo es Emsdetten (Alemania). Es en junio y si algo sale mal en la preparación, me guardo en la manga la carta de Murska Sobota (Slovenia) en agosto.

¿Objetivo?
¿Acabar? Lo siento, no va conmigo. Soy de los que necesita saber para que está entrenando. A ser posible con horas, minutos y segundos (os quedaríais sorprendidos de saber lo exacto que soy con mis cálculos/previsiones en carreras). Ahora mismo mi cabeza dice 3h A + 15h B + 10h C = 28h. Creo que la bici puede ser más rápida y la carrera más lenta…pero ya afinaré más adelante.

¿Cómo llego hasta allí?
Conceptos claros:

  • Volumen, lo que se dice volumen, serán los últimos 7/8 meses. Hasta entonces un camino progresivo
  • Agua. Por paradójico que parezca es el que más me preocupa. No he conseguido resolver mis problemas con los calambres, soy alérgico al cloro y es con diferencia la disciplina que menos me gusta (y he de estar dos años dándole que te pego). He de buscar la manera de que hacerlo más distraído…y aplicar la ley del mínimo esfuerzo (pocos días/máxima distancia)
  • Bici. Tengo ganas de comenzar. Llevo demasiado tiempo con la pobre criando polvo y volveré a cogerle el gustillo rápido. En invierno tocará mucho spinning y estática (ya me dedicaré entonces a hacer técnica/potencia)
  • Carrera. Tengo dudas sobre si bajar mucho ahora el nivel o mantenerlo (en dos meses corro 100km en Santander), puesto que me lo estoy pasando bien corriendo. Supongo que aprovecharé para hacer menos volumen ahora e intentar ganar velocidad (se me ha metido en la cabeza intentar marca de maratón en Sevilla 2014 y olvidarme de la marquitis a partir de entonces por mucho tiempo)
  • Peso: No puedo seguir en 83kg. Objetivo 78. Tengo tiempo, pero cuanto antes lo pierda, más velocidad que gano y sobre todo, menos lesiones. Supongo que la bici me ayudará en gran parte, pero me toca hacer el esfuerzo de dejar la bollería industrial que tanto me gusta 😦

Dudas enormes:

  • ¿Vale, pero cual es el volumen correcto para preparar una prueba así? Vuelvo al final del primer párrafo. Prueba y error. Intentar no pasarme al principio y sobre la marcha establecer los límites semanales/mensuales
    Ahora mismo me he creado una pre-planificación donde llego a hacer semanalmente 10km A + 400km B + 100km C en el periodo máximo. Si, se que suena bestia, pero he de hacer tiradas de 250-300 de bici algún domingo y de 50 de carrera algún día de esa misma semana. El resto se hace en dos entrenamientos más. Hay tiempo hasta de descansar esa semana (Jojojo, si no me animo yo, ¿Quién lo va a hacer? 🙂 )
  • ¿Compaginar vida familiar/laboral? Bueno, se hará lo que se pueda y se dormirá menos.

Como digo, ya tengo hecha una preparación donde he apuntado un teórico volumen medio semanal mes a mes de aquí hasta el infinito y más allá. Le he puesto una velocidad media a esos entrenamientos, con lo que me da un tiempo semanal de cada disciplina. El primero que cumpla (tiempo o distancia) será suficiente. Quiero decir que si tenía que hacer 260km de bici en 10h, a la que llegue a 10h de bici semanales, aunque solo lleve 240km, ya he cumplido. Y si hago 260km en 9h, una hora que me ahorro Si la cosa sucede muy a menudo recalculo la velocidad media de todo lo que viene por delante.

Planning0413

Vale, ya tengo un montón de dibujitos de colores, cifras y demás mandangas, pero ¿a que ritmo cardíaco he de entrenar? Esa es la pregunta del millón y lo dejo para otro post.

Doble IM. ¿Cual escojo?

Publicado: 04/04/2013 en Doble IM, MISCELÁNEA

He comenzado a mirar que corre por este mundillo.
Toca hacer minería en Sant Google, separar el grano de la paja, y por suerte haber encontrado a Carlos Ochoa me ha despejado las primeras dudas. De el os hablo más tarde.
Lo primero ha sido encontrar que existe una federación de Ultratriatlón (la IUTA) que coordinan/aglutinan los diversos campeonatos de doble, triple, cuadruple….hasta doble decaironman (si, ¡76km nadando, 3600km en bici y 842km a pie!)

He descartado por fechas, por ubicación y finalmente me he quedado con 2:

Emsdetten – Alemania (13 de junio de 2015)

DobleEmsdetten

Murska Sobota – Slovenia (4to fin de semana de agosto)

Y como comentaba antes, me estoy asesorando con Carlos Ochoa. (http://carlosochoaultratri.blogspot.com.es/). Hemos intercambiado un par de mails y ya me ha dado alguna información que me ha hecho replantearme la idea inicial de entrenamientos. De entrada, he de comenzar a nadar YA. Con 0% VOLUMEN y 100% técnica. En resumidas cuentas. ¡Aprender a nadar!

Carlos Ochoa se dedica a realizar Dobles, Triples, Decas y hasta Doble DecaIM. Ahora está preparando para septiembre una competición en Italia de 30 IM seguidos en modalidad de uno al día. Como el comenta, esto no es un ultratriatlón, sino una competición por etapas, pero a ver cuantos son los valientes que se pueden enfrentar a algo como esto. (Me gustaría ver al tatus compitiendo aquí y encontrando de una vez su límite XD)