Archivos de la categoría ‘TRIATLÓN’

Media2015 ha sido mi verdadero año ULTRA. Desde que comencé a correr en 2007 mi evolución de km’s medios por carrera ha ido subiendo, subiendo, hasta los más de 53km de media de este año en las 27 carreras realizadas. Ha habido un poco de todo, desde la última (San Silvestre de Oviedo de apenas 5km), algunas ultras de montaña, hasta 2 carreras de 24h, por no hablar de la estrella del año que es el Doble Ironman de Emsdetten.

Este año, para variar he escrito muy pocas entradas sobre dorsales. Normalmente escribir sobre Totalesellas me sirve de catarsis si creo que tengo algo que “vaciar” una vez acabada, pero aunque el resultado haya sido excepcional (como lo fueron los 100km’s del Spiridon Catalan donde hice una marca impensable para mi) si no tengo nada que explicar, pues borrón y cuenta nueva. Por el contrario, cuando “vomito” sobre el teclado, no soy parco en palabras. En este resumen del 2015 hay los enlaces a algunas de ellas.

Finalmente han sido 25 carreras + (1 Doble Ironman). 1353km en total + (7,6km A + 360 B + 84,4 C)

El 2015 comenzó suave:

  • Media maratón de Terrassa: Liebre de 1h45’
  • Maratón de montaña de la KDD Trail (precisamente hoy he salido a entrenar con su camiseta; Punks forever). 5h47’ con un trompazo tremendo con un “filat de vaques” que no vi y me placó a medio muslo XD dejándome tocado unas cuantas semanas
  • Media maratón del Prat: Nuevamente liebre de 1h45’
  • Maratest 30km. Liebre 2h40 (ritmo de maratón 5’20”)

Este inicio del año me vino muy bien para coger ritmo de crucero de cara al gran objetivo que era el Doble IM en junio. No me interesaba hacer ni desnivel, ni velocidad

Pero a pesar de no haber preparado desnivel, la cabra tira al monte y siempre se agradece volver a Xerta aun sin estar preparado

  • UT Les Fonts (120km +6000m) mejorando mi marca anterior por mucho: 16h58’47”
  • Marató de BCN: 3h38’52”. No tenía previsto hacerla pero un sorteo inesperado, y que fuera la primera Maratón de mi cuñada me hizo decidirme fácilmente. Fue justo 1 semana después de Xerta así que tenía las piernas “contentas” y lentísimas. Me costó horrores seguir a mi cuñada en los últimos 3 km’s, incluida la subida del paralel, que toda eufórica ella, se casco a 4’35” XD
  • Marató Romanic Extrem. Un mes despues de la de BCN. A partir de aquí tocaba sufrir un puntito más para entrenar la fuerza/resistencia. Me salió una carrera muy buena, en 5h07’

Después tocó hacer un poco de volumen en los entrenamientos con un par de Punktrails. La del Pont de Vilomara haciendo vuelta previa para revisar cintas y la Punktrail de Fonollosa haciendo de escoba. Esto no son carreras, así que no las cuento en el global del año 😉

Pero por en medio sí que cayó algo digno de comentar:

  • Bici. Mallorca 312, en 13h37’ 312km sufridos de inicio a fin! Lo pasé realmente mal…pero 6 días después volvía a hacer por mi cuenta una tirada de 306km en la que llegué a salirme de Cataluña entrando en Aragón para volver a casita cuando ya anochecia. Esta última me dejó muchísimas mejores sensaciones.

Los entrenamientos de estas semanas previas al Doble IM eran bastante extenuantes (+ de 20h semanales) así que los ritmos en este periodo no me preocupaban. Solo queria llegar vivo a las semanas de bajada. Y aunque habia de comenzar a descansar, aún no había hecho ninguna tirada larga de carrera de cara al Doble IM. Esta (única tirada larga de verdad) la realicé a 4 semanas del Doble IM:

  • 6h de Martorell, 66,7km En Mayo ya hace calorcito con ganas. El recorrido es rompepiernas y los compañeros de competición me hicieron apretar los dientes a tope. Finalmente quedé en cuarta posición

Y llegó  el objetivo para el que había estado preparándome durante más de 2 años (ya que partí de “0” bici y “0” natación).

Un mes después, ya recuperado mentalmente y de piernas, tocaba pensar en el segundo objetivo del año; las 24h de corredors.cat de diciembre, así que tocaba cada vez más volumen:

  • Ultra del Catllaràs. 55km en 11h23’. Durísimo, como siempre, pero para repetir una y otra vez
  • Trail Moixeró, 38km, 6h41’. Era casi delito que no conociera l’aliga todavia. Desde entonces he ido repitiendo esa subida entrenando algunas veces posteriormente.
  • 24h de candàs, 140,5km y +4000m. Brutal circuito en Asturias junto al mar pero con un desnivel desmesurado en cada vuelta que fue eliminando participantes de principio a fin. Quedé segundo clasificado, pero lo mejor es que conocí a gente maravillosa con los que seguro seguiremos compartiendo km’s y carreras.
  • Rialp Matxicots Extrem (83km). 18h44’. La carrera que más he sufrido nunca. Tuve un ataque de asma (que finalmente me han diagnosticado hace apenas 1 mes) en los últimos 20 km’s que me hizo arrastrarme como una rata (no podia subir de 100 pulsaciones) y desear que me atropellara un coche o mejor un autobús al cruzar la carretera XD Los últimos 10km’s fueron un entrenamiento psicológico como pocos he realizado en mi vida sacando fuerzas de no se donde para trotar y no eternizar más la tortura.

Y a partir de aquí…a ir reduciendo desnivel para ver si recuperaba algo de velocidad, pero sin olvidarme del volumen. Estas dos siguientes fueron como una “transición” de la montaña hacia el asfalto/pista

  • Marató StMateu Xtrem (recortada a 36km). 4h26’. Buen recorrido y buena carrera, pero por desgracia la participación muy reducida acabará por matarla. Espero que se recuperen en su tercer año.
  • Marató de Collserola, al dia siguiente de la anterior, en 4h33’. Un buen fin de semana donde vi que conservaba muy bien las piernas después de tanta paliza. Muy buenas sensaciones del fin de semana de volumen acabando ambas carreras apretando los dientes durante muchos km’s

Y ya más centrados en el objetivo de final de año. Coincidió en esta época que Corredors.cat me hizo una entrevista donde ya comenté aspiraciones en las pruebas venideras. Y acerté bastante!

  • 6h en pista de Terrassa, donde comencé a doctorarme ;-). Marca de 50km y correr por debajo de 5’/km. Un sueño para mí. 72,4km. Quedé primer clasificado.
  • 32,5km con cambios de ritmo aprovechando los 100km organizados por Paco Robles. Eran la última tirada larga antes de…
  • 100km Spiridon Catalan. Increíble resultado el que extraje aquí después de haberme parado 10 veces (contadas) a partir del km 70 por culpa de los calambres. Finalmente 8h37’ (5’10” de ritmo) y sexto clasificado (nivel impresionante el que había. El ganador corrió a 4’15”; los 2 siguientes bajaron de las 8h; Paris Canals quedó cuarto clasificado y solo mis calambres evitaron que quedara justo detrás de el)

Y para acabar el año, nuevamente a meter fuerza/resistencia con carreras de potencia.

  • Mitja de Ripoll. Primera media que realizo a tope en años. Se notó en el resultado XD 1h33’
  • Ultra de Collserola. Test para ver cómo me quedan las patas después de estar muchas horas con algo de desnivel y no regalando nada de nada. Muy buenas sensaciones. 10h08’
  • Rogaine del Berguedà. 6h. Esta fue una “introducción” a última hora que apareció de sorpresa y que tal vez sea la primera piedra de objetivos (muy) futuros. Una buena experiencia que está a años luz de considerarse una carrera. La tengo aquí solo para acordarme de “donde comenzó todo” (yo ya me entiendo ;-D)
  • Mitja de Mataró. “Relax” al hacer de liebre de 1h50’, aunque para ello esa semana me metí 100km previos y seguí entrenando toda la semana siguiente.
  • Neorural. 28km. Tocaba hacer un test de estado de forma, y que mejor sitio que en un recorrido conocido, con subidas explosivas que te obligan a llevar el cardio hasta el límite y que te permite comparar tú ritmo y sensaciones con el del año anterior. 3h23’ Me dio muchísima moral para 6 días despues.

Y por fin, el colofón del año:

  • 24h en pista de corredors.cat. 201,271km. Indescriptible ver que los resultados salen, y sobretodo que aguanté muy bien las 24h sin sueño. Buen entrenamiento para objetivos futuros!

Y en lo que respecta a entrenamientos el resumen anual ha sido el siguiente.

  • 3400km corridos +76km de desnivel
  • 4800km de bici* +36km de desnivel
  • 192km de natación*

* Desde junio que no he vuelto a coger la bici ni nadar, por tanto eso fue en apenas 6 meses

Y hasta aquí hemos llegado. 2016 va a ser un año de transición donde me interesará más divertirme, acompañar a Ara en su reto de hacer la Madrid – Segovia y por mi parte igual me da por intentar conseguir algo de velocidad de la que he ido perdiendo con el paso de los años. (y también aprender a hacer piragua, pero eso para la siguiente entrada XD)

No soy de escribir crónicas de todo aquello que corro, pero pienso que algunas merecen una dedicación especial. Más si cabe, cuando ya en abril de 2013 hice pública mi intención de realizar un Doble Ironman y comentaba lo siguiente en mi blog:

Soy consciente que estamos hablando de 25 a 30h de diversión asegurada, por tanto será una inconsciencia prepararlo ni siquiera para el año que viene (llevo 18 meses sin nadar y en mis mejores momentos 4km eran un suplicio y nunca llegué a solucionar mi problema de calambres en las piernas al nadar) así que más épico será todavía porque he de aprender a nadar partiendo de 0. #MaiPor

Por el camino han caído interminables entrenamientos, pruebas de “relleno/adaptación” y “bricks in the wall” con mucha entidad. Nunca dije que seria fácil, ya que plantearme algo que sé que puedo hacer no me motiva, pero ha sido mucho más duro de lo esperado, tanto en la preparación como el día de la competición.

Esta crónica será un tostón para muchos, pero tengo que volcar todo lo que tengo en el coco para dar por cerrada definitivamente esta puta locura. Siempre digo cuando he hecho un IM, que el día de la competición es secundario. Lo importante es el camino realizado hasta allí y ahora solo toca disfrutar.

En este DobleIM no se ha cumplido. La preparación ha sido muy dura y más que nunca he llegado “justito” de fuerzas, con un aquiles contento y con la eterna duda de si los calambres me putearán o no en el agua.

Meterte tiradas de bici de 250, 280, 300 km sin más compañía que el sonido de tu respiración y el de tu bici durante 10-12-14h. Hacerlo saliendo con los primeros rayos de sol para acabar teniendo que llamar a la pareja para que te venga a buscar a tan sólo 10km de casa porque ya no queda luz (¡y habiendo llegado a entrar en Aragón con la bici desde Manresa!). Ver que la semana sólo tiene 7 días y no saber cómo meter más entrenamientos de todo…

Aquí toca avituallarse hasta en el agua

Aquí toca avituallarse hasta en el agua

Luchas con los calambres en la natación, a veces cuando llevas tan solo 1000m porque tienes las piernas muy cargadas. Ese día sales desanimado de la piscina y decides que no vuelves a pedalear ni correr hasta que no te metas 6000m de un tirón…y lo consigues por suerte al cabo de un par de días de descanso, con lo que retomas el resto de disciplinas. Te haces un calendario específico de tiradas largas con neopreno para asegurarte que “llegas a tiempo” y que lo has probado todo.

Ir viviendo de rentas de la carrera (por suerte!) con un quilometraje irrisorio en este sector en toda la preparación, pero dejar para el final una tirada larga (las 6h solidarias de Martorell) para asegurar el tiro, y que llegues a ellas con una tendinosis crónica que ha reaparecido de la nada en una tiradita suave (conozco muy bien esta lesión y recuerdo perfectamente el día y el lugar exacto donde comenzó a dolerme nuevamente, como recuerdo el día y lugar donde apareció la primera vez, hace 7 años ya). Pasarte las últimas 4 semanas de preparación con sesiones de fisio, con excéntricos para el aquiles varias veces al día y con hielo cuando llegaba a casa por la noche. Y dejando prácticamente de correr este último mes por miedo a una recaída (cada vez que corría, iba cojo una par de días. Incluso dos semanas antes del Doble estaba así)

Y Ara, mi pareja, la que cada vez que salgo en bici sufre más de lo que yo disfruto, a la que dejo sola en casa cuando podríamos vernos, para entrenar, entrenar y entrenar. Pero ella me ha apoyado en todo momento desde que decidí liarme con esta locura. Sin ella, tanto en la preparación como en la carrera (como ya explicaré después) esto hubiera sido del todo imposible. Como digo, la preparación ha sido durísima. Levantarte a las 7 de la mañana para ir a trabajar y estar de vuelta a las 7 de la tarde para irte a entrenar hasta las 9 o las 10. El fin de semana tiradas largas, muy largas, de un par de sectores mínimo. Y así un día tras otro, una semana tras otra… Porque aquí no hay descansos. Los mínimos. Cómo leí hace tiempo, “el descanso está sobrevalorado” y el mio siempre es activo. Si no quedan fuerzas para más, se nadan ni que sean 1000m para relajar o enfriar la musculatura. Y cuando finalmente ya si, el cuerpo, la mente y la alineación de los astros se ponen de acuerdo para detenerte, se para, se analiza que te ha llevado a ese agotamiento y al día siguiente comienzas un nuevo macrociclo (improvisado, como todo en mi preparación) de semanas sin descanso. Y estas paradas obligadas se saborean y aprecian más si cabe.

Los (fríos) números de la preparación, que aunque me ha llevado 2 años, ha sido exclusiva desde septiembre de 2013 (9,5 meses) han sido los siguientes (aprox.):

Natación: 104h ==> 300km; Bicicleta: 288h ==> 7000km; Carrera: 216h ==> 2025km

En total más de 600h y 9000km

40km de lluvia. Aquí en primer plano

40km de lluvia. Aquí con el chubasquero blanco

¿Pero qué decir del día de la competición? No tengo todavía palabras para describir las sensaciones en la bici. El HORROR de llevar solo 20 vueltas de 76 (ni 100km!) y estar hasta la polla de bici…y que se ponga a llover, y que lleve haciendo viento desde hace ya 2 horas, viento que nos acompañaría hasta la noche. Que se te rompa algo de la bici y que hayas de parar 2 veces para repararlo…y que el estómago diga que no quiere nada más de líquido, ni de sándwiches, ni mucho menos de barritas o geles cuando aún no estás en 2/3 de la bici. Tener que parar al baño diversas veces. Decirle a Ara que ahora mismo ni se me pasa por la cabeza correr 10km’s. Pero sigues, y la lluvia pasa y el suelo se seca y puedes volver a arriesgar en las curvas y sale el sol (¡y el viento sigue el muy cabrón!) y tu pedaleas y pedaleas y pedaleas…Y se acaba el sector de la bici.

Te bajas y te has olvidado de aquello de no poder correr 10km’s (que raros somos los ultras y nuestras depleciones glucémicas, que nos hacen tener comportamientos dignos de la más absoluta bipolaridad).

Una de tantas vueltas. Con la camiseta GPT&F como no podía ser menos

Comienzas a dar vueltas (ahora solo son 60 y así se lo digo a Ara, que no pienso en distancia, sólo en dar 60 vueltas) pero el estómago sigue cerrado. Sólo entra un poco de coca-cola al principio. Al final ni eso. Y el baño también me reclama. Intentas vomitar para hacer limpieza, para que ese puto tapón marche y poder beber algo, porque sabes que estás deshidratado, pero ni eso puedes hacer. Un café sería toda la cafeína que tomaría en toda la noche. La única suerte es que aquí amanece a las 4h30′ y sé que la luz me dará algo de energía. Camino y troto, troto y camino. Nos saludamos todos los zombis, y en la subida de final de vuelta (si, a la rampa final del 1% todos la llamamos La Subida) el 90% caminamos y “bajamos” trotando nuevamente. Zombis, muchos zombis. Nadie habla.

Troto y camino, camino, camino. Mucho. Demasiado para mi gusto, pero no son las piernas, éstas sé que las tengo bien, porque hace 12h que no las fuerzo (desde que el cuerpo dejó de admitir líquidos/sólidos mi ritmo es más lento del que sé que puedo llevar).

Mi apoyo antes, durante y después...CWM

Mi apoyo antes, durante y después…CWM

Ara me sigue dando ánimos a cada vuelta y yo no hago más que hacer números y decirle que de las 10h previstas inicialmente nada de nada, que de las 11h que decidí que eran más fiables hace un par de semanas, tampoco…que al ritmo de caminar que llevo, me voy a ir a12…13h para, con suerte cerrar en 28h.

Pero no todo son malas noticias. A falta de 10 vueltas se demuestra que mis piernas estaban muy descansadas. Ara me pregunta si quiero tomar un paracetamol para ver si me recoloca el cuerpo (me ve muy mala cara hace tiempo). Decido tomarlo más pensando en ver si me ayuda a vomitar…¡y me sabe a gloria! ¿Placebo? No lo sé, la cuestión es que quedaban 11 vueltas y fueron las más rápidas de toda la competición (sí, mi parcial más rápido fueron los últimos 14km’s. Tiene narices).

Es más, de ver que me iba a más de 28h a darme cuenta que bajaba de 27h sobrado, con lo que la vuelta final, que todos hacen con bandera en mano para que el resto de competidores les saluden sabiendo que ya han acabado, la hice de paseo con Ara, saludando a los otros corredores, disfrutando del momento, parando a hacer fotos, saboreando cada paso, recordando todo lo pasado hasta llegar aquí y deseando llegar a la meta para recibir una camiseta y una medalla que, éstas sí, me las he ganado a pulso.

Post_Medalla

Finicher de esos

Post_M2  Post_M1

Si has leído hasta aquí, gracias. Aquí lo puedes dejar. La épica se ha acabado. Se acabó a las 26h39’04”. Pero si quieres saber algo más de todo esto, como funcionan los avituallamientos, los circuitos, y lo loco que hay que estar para esto, aquí va la versión ampliada.

Día 13/6. 4h30′ de la mañana

Toca desayunar, dejar la habitación y dirigirse a la salida en breve, pues es una prueba tan “casera” y con tan pocos participantes (57 iniciales de los que 5 no se presentaron) que es durante esta misma mañana que colocamos la bici y la bolsa de la T1.

La de la T2 ni eso, pues desmontarán la carpa de la T1 y la llevarán a T2 mientras pedaleamos (¡si digo que es familiar!). A las 6 estamos todos por allí preparándonos.

A puntito de entrar al matadero

A puntito de entrar al matadero

Colocar la bici en su puesto y la bolsa T1 lleva 10 minutos. Ahora toca ponerse el neopreno con tranquilidad. El mio está viejecito y solo faltaría que se me rompiera (no, no soy pesimista, me pasó a una semana del IM de Calella y lo destrocé literalmente). La natación es en piscina de 50m. 76 viajes de ida y vuelta para cumplir los 7600m. Es una piscina exterior climatizada a 24ºC. Por suerte, el día es perfecto. Tanto los anteriores como posteriores por la mañana hace frío. Hoy no.

Listado de participantes. Yo en calle 2

Listado de participantes. Yo en calle 2

Somos 7 por calle y es aquí mismo donde nos dicen qué calle nos toca a cada uno en función de los tiempos que les dijimos que queríamos hacer. Me sorprende enormemente ver que me meten en la segunda calle más rápida. Bueno, allá ellos. Preparo mi avituallamiento, 1,5L de isotónica y 2 geles, así como pastillas de sales para espantar los calambres. Me tiro a la piscina y sigo el ritual que nos han marcado, atravesarla nadando de punta a punta para ir a saludar a los jueces. Allí están mis compañeros de fatigas. Los saludo, les deseo suerte (les pregunto si son gente de 2h30 aprox. para asegurarme de que no me hayan metido en calle equivocada….) y comienza la cuenta atrás.

NATACIÓN; 7,6km
Mi inicio de la natación

Mi inicio de la natación

Son las 7 en punto, no sé porqué pero me dejan ser el segundo de nuestro grupo. Sigo a un tío que va a un ritmo endiablado. En realidad no me preocupo de mirar el crono, pero se que estamos nadando muy rápido (por debajo de 1’40”) Lo dejo irse y en breve me tocan los pies un par de veces. Veo que aquí todo el mundo tiene prisa. En pocas piscinas voy el 5º, pero a partir de aquí cada uno hace su guerra y se avitualla cuando le apetece (yo lo hago cuando el de delante me frena demasiado o cuando soy yo el que frena). Ara está pendiente de mi cada vez que me paro a beber porque sabe que mis calambres “siempre están ahí”. No miro en ningún momento el ritmo pero sé que sobre 1’50” o más rápidos aún. Ok, ya llegará la bajada si toca. Paso los 3800 y sigo bien. Tomo 3 pastillas de sal “por si acaso”. Tenemos un compañero de calle (gorro amarillo) que lo está pasando mal. Lo doblamos todos con mucha facilidad. Otro (gorro blanco) es un plasta que te pide paso y a la que va delante se frena enormemente. Cuando lo vuelves a pasar se pega a tus pies y te va tocando continuamente. Vuelta a pararte a avituallar y que se vaya lejos un rato. Esta es la mejor manera de planificar avituallamientos. ¡Sobre la marcha! A todo esto caen los 4000, 4500…6000 y sé que voy a hacer mi mejor marca en esta distancia (la he nadado 3 veces previamente en entrenamientos). No tengo claro si me quedan 100 o 200, pero llego a la zona de los jueces y veo que sumergen el cartel delante de mis narices con Last 100m. Les doy el ok como nos habían avisado y me relajo lo que queda.

AFin2h23’27” a 1’53”/100m. en la posición 14 de 52 participantes. ¡No entiendo nada. Este no es mi sitio en el agua! Eso me hace sentir más feliz si cabe. Ara sabe que cuando salgo del agua tengo un momento de euforia pues hasta el último momento voy con el miedo a que aparezcan los calambres.

 

T1

Nada más salir tengo a Ara conmigo. Podemos tener todo el día a una persona de apoyo. Este será un DobleIM para ella también. Me ayuda a quitarme el neopreno y mientras me visto me da de comer un sandwich. No soy el único cambiándose y su pareja está allí también. Ambos en pelotas, pero a nadie le preocupa. Gajes del oficio.

Salgo preparado para la fiesta, voy a por la bici y me despido de Ara. Tenemos un camino de transición enorme (cerca de 400m) hasta llegar de la piscina a la carretera. Una vez allí no sé qué coño me dice en alemán alguien que deduzco que es un juez pero supongo que debí entenderle bien. Paso una linea pintada en el suelo, me subo en la bici y a rodar. Tiempo de transición 8’32”

BICICLETA; 360km

Cuando comencé con esto hace 2 años, al igual que hacia mucho que no nadaba, la bici la tenia llena de telarañas. ¡Más de un año sin tocarla!

Mi pseudoplanificación pasaba por llegar a hacer entrenando esa misma distancia. No ha sido necesario. Viendo los desniveles que me veía obligado a meter me di cuenta que se podía hacer un factor de corrección. 300-310km son más que suficientes como tiradas largas. Total, en estos ya me pasaba 12-14h y calculaba que en plano y con la cabra el tiempo debía estar en ese abanico.

A cada arrancada post rotonda, tocaba apretar los dientes para volver a coger velocidad

A cada arrancada post rotonda, tocaba apretar los dientes para volver a coger velocidad

El circuito de Emsdetten es más cabroncito de lo que parece. Es “casi” como un cuadrado pero uno de los laterales lo alargas hasta el punto de salida donde giras 180º en un espacio muy reducido y vuelves hacia el cuadrado para dar otra vuelta. Y así 76 veces. 76 veces parando y arrancando en esa puta rotonda. 76 vueltas con además 6 curvas de 90º o más de las cuales:

La 1ª a derecha has de frenar mucho. Comienzas una ligera subida con viento en contra o lateral según momentos.

2º giro a la izquierda que se hace acoplado para coger un tramo plano con viento lateral.

La 3ª a izquierda muy cerrada, con gravilla y algún agujero (¡lo tiene todo!), frenazo a cada vuelta. Recta con viento a favor.

4ª a derecha. Con práctica la pasabas acoplado pero suelo en muy mal estado (parcheado) y viento lateral que te pegaba algún susto si te abrías demasiado.

5ª a izquierda. Peligrosa porque solo tenias 2m de carril (Era un tramo compartido con coches, pocos, pero no nos la podíamos jugar y teníamos unos conos de los que no debíamos pasar). Viento a favor.

Y 6ª curva, a izquierda, imposible pasarla sin frenar. Viento lateral pero aquí bajábamos lo que habíamos subido al principio. Desde aquí larguísima recta hasta la rotonda y vuelta a comenzar.

La verdad es que la cosa comienza bien. Me paso un pelín de pulsaciones pero nada alarmante. La velocidad es alta. Me muevo en 32km/h de media cómodamente. A las 10 vueltas decido forzar menos en la subida contra el viento para bajar la media de pulsaciones.

Reparación de emergencia con bridas para sujetar el reposabrazos

Reparación de emergencia con bridas para sujetar el reposabrazos

Pero las malas noticias llegan pronto. En esta prueba es fundamental la comodidad a la hora de rodar acoplado. Me fabriqué para ello unas elevaciones de los apoyabrazos de los codos. La del codo derecho se comienza a romper ¡Estoy hablando de una barra de acero al carbono de 7mm de grosor! Ya es mala suerte ¿no? A medida que se rompe, el soporte se va inclinando hacia afuera así que he de tener mucho cuidado en el apoyo de este brazo. Decido parar a fijarlo con bridas mientras se me ocurre qué hacer. Unos cuantos minutos perdidos. Varias vueltas después se acaba rompiendo. Paro, corto las bridas y le doy a Ara el soporte original y le pido que busque al mecánico de la organización para que desmonte “mi invento” y perder yo menos tiempo. Sigo pedaleando sin ese apoyabrazos. A la vuelta siguiente paro, Ara ha sido muy eficiente todo el día con los avituallamientos y no podía ser menos aquí. Me da el soporte y las herramientas. Comienzo a desmontar la barra que queda fijada a la bici y pongo en su lugar directamente el apoyabrazos ya sin extensión. Me pasaré así más de 200 km’s con el brazo izquierdo apoyado 4cm por encima del derecho. Estas paradas me han tenido distraído con ganas pero me han hecho perder mucho tiempo y velocidad al no poder ir acoplado correctamente (y con el viento que hacia era muy necesario)

Pero toca seguir en la batalla. La verdad es que sé que voy muy bien y me paro a ver clasificación al paso por vuelta (y para asegurarme que no vaya descontado) y voy 8º! Demasiado bueno para ser cierto, pero es lo que hay. Yo a lo mio. A los 100km se nos puso a llover con ganas. Pues nada, chubasquero y a vigilar un poco más en las curvas, pero no me preocupa. Cuando me preguntan que por qué entreno igual los días de lluvia o viento, es precisamente por estos momentos.

Ara sigue siendo fundamental en estos casos. Todos los triatletas tienen a su familia, amigos apoyándolos, dándole a cada vuelta lo que piden. Son gente con una infraestructura bestial. No solo todos con auto-caravanas, turnándose, sino que tienen carpas montadas, tumbonas, hasta camillas de masaje! Ara y yo hemos llegado con un Megane con todo lo que cabía dentro. Por tanto tiene una silla y una mesa. Pero a cada vuelta me tiene preparado el bidón de bebida que le pido o los sándwiches que me ha preparado y cortado como le he pedido, o las barritas o geles…y ahora la mando a buscarme herramientas al coche, y ahora a por el chubasquero, y ahora a mirar que con la lluvia no se esté mojando la ropa de correr…De verdad que sin ella esto hubiera sido del todo imposible. Yo me limito a dar pedales y a alimentarme.

¿He dicho alimentarme? Debería llevar unos 200km a una media de 30km/h cuando el cuerpo ha dicho que ya no quería nada más. Iba muy bien hasta entonces con paradas a orinar lo que dice que vas algo hidratado. Pero de golpe, malestar. No entra nada y las pulsaciones se van poco a poco a la mierda. 120 y por debajo. El ritmo decae pero extrañamente nada alarmante. Vueltas a 27 pero también a 29 alguna. Las 13h previstas eran a 27,7 y mi media es bastante superior. Si sigo así, está hecho. Me limito a pararme de tanto en tanto y beber coca-cola que es lo único que me pide y acepta el cuerpo, pero pararse para avituallarse no entraba en los cálculos y esto me frena mucho. Aún así es la única solución ahora.

Hubo momentos en esta parte realmente duros. Mi cabeza es mi mejor baza en estas carreras pero en estos momentos iba tonteando con la idea de poner la bici a la venta nada más llegar a meta o incluso meterle fuego directamente.

Van quedando pocas vueltas y el malestar va en aumento. El cuerpo se rebela y me obliga a ir dos veces al baño. Más deshidratación, ¡bravo!

Suerte de los ánimos de Ara a cada vuelta, de preguntarme qué necesito, que tal voy…y también los ánimos increíbles de los controles que hay dispuestos en cada curva y corte de carretera. Aplausos constantes, gritos, trompetas carracas, altavoces con música. No esperaba esta respuesta de los que creía “fríos” alemanes. Nada más lejos de la realidad.

A las 9 de la noche, aunque aun hay luz (hasta las 10 prácticamente) toca montar el frontal en la bici según norma. Muy pocos privilegiados han acabado antes (¡y los veo ya corriendo a los muy cabritos!) No problem. Aprovecho para beber algo más mientras monto el frontal y sé que ya quedan pocas vueltas. Poco más que contar a partir de aquí.

El deseado momento de bajarme de la puta bici había llegado

El deseado momento de bajarme de la puta bici había llegado

12h40’24” (la organización me da 12h57′ incluyendo las 2 transiciones aquí dentro). Velocidad media de 28,4km/h y puesto 12 (tanto de este parcial, como de la general en estos momentos). Después de ver los problemas que tuve, estomacales, mecánicos, paradas varias imprevistas, viento, lluvia…sé que este sector se podía haber acercado mucho a las 12h (incluso por debajo de ellas)…pero las ucronías no constan en las clasificaciones. Los “y si…” han de quedarse para las fantasías y los relatos inventados y comenzar la carrera en la 12ava posición superaba mis sueños.

T2

Comentar que nuevamente Ara me fue imprescindible. Ella es la que ha de recoger mi bici cuando me bajo de ella y llevársela. Al mismo tiempo me ha traído la bolsa con la ropa para la T2 y antes de que siquiera haya comenzado a vestirme, ella está allí para ayudarme a cambiarme y alimentarme. El resto de gente tienen un grupo para esto y yo tengo a alguien que vale por un equipo.

La transición en si es más rápida de lo previsto. En 8’17” estoy ya comenzando mi primera vuelta.

CARRERA

Doble maratón

84,4km

60 vueltas a un circuito de 1,409km

Da lo mismo cómo te lo plantees antes de comenzar, que da miedo con lo que ya llevas encima. Lo mejor es desconectar el cerebro, no pensar en nada más que en correr y hacerlo de la manera más digna que puedas.

Este sector tendría que haber sido mi mejor. Siempre lo ha sido en todos los triatlones sin excepción pero aquí fue el peor con diferencia.

Son las 22h20′ aproximadamente cuando comienzo a correr. Aún vislumbro algo de claridad en el horizonte. El circuito es una L de ida y vuelta, comenzando a correr en el extremo superior de esta L. Al volver a este punto, damos una vuelta por el párquing que ha sido habilitado para que nuestro “staff” nos avitualle y tengamos donde descansar si lo necesitamos. Esta vuelta del párquing es la única zona donde se permite acompañar a los corredores, aunque los jueces serán muy laxos con ello.

Comienzo la primera vuelta y ya veo que el cuerpo no está para fiestas. No es problema muscular. Es malestar por la poca hidratación/alimentación. Me quiero forzar a comer y beber pero a la primera vuelta ya estoy parado en el lavabo. En vueltas sucesivas intentaré vomitar para hacer limpieza. Nada de nada. Toca comenzar a trotar cada vez que paso por el párquing y camino por allí con Ara mientras me da agua, cola o intento comer algo sólido. Arranco a correr bien, lo cual reafirma que las piernas no están muertas. Cómo he dicho antes, el objetivo ahora es “no pensar”. Pasito, pasito, pasito acabas el lado largo de la L, giro a izquierda, subida (si, del 1%). Llegas hasta el control de giro donde hay 3 personas que te aplauden vuelta tras vuelta tras vuelta…and go on!. Media vuelta, “bajada” ahora si, trotando, giro a derecha y tenemos otra subidita más corta pero más intensa. Hay vueltas que voy mejor de cuerpo y puedo dar una, dos, tres vueltas seguidas trotando y es donde adelanto a mucha gente…acto seguido el cuerpo se rebela y he de dar una vuelta casi entera caminando, pero mi ritmo caminando es muy rápido (llegué a entretenerme en medir una vuelta caminando, una corriendo, y una mixta caminando en las subidas y corriendo el resto y la diferencia era de 2′ y poco por vuelta). El objetivo de “no pensar” va siendo superado y ahora toca esperar a ver amanecer. Allí lo hace poco después de las 4. Para entonces ya llevaré una maratón.

Antes de llegar a ese punto voy viendo pasar a los pobres desgraciados que siguen pedaleando. ¡Si! Yo dejé la bici a las 22h y poco. Los primeros, sobre 1h45′ antes que yo. Pero es que a las 2 de la madrugada hay gente que sigue pedaleando. Alguno comenzará a correr 5h después que yo. Vuelven a ser laxos, ahora con los tiempos de corte. Me alegro por ellos, porqué puedan intentar completar los 84km que les quedan en las 15h de límite que aún tienen. Pero verlos pasar una y otra vez en bici con el frontal me da pena porque sé lo que he llegado a sufrir en la bici y no me imagino 5h más de horror.

Con todas estas cavilaciones van pasando lentamente los km’s. Tienes tiempo para todo, hasta para flipar con un participante (dorsal 21, no se me olvida) que iba con cigarrillo en la mano. Después he visto fotos suyas fumando en la T1 mientras se preparaba para pedalear, fumando en la bici en algún momento que paraba a descansar, fumando nada más entrar a meta. Un puto friki.

También flipo con la gente que va en cabeza. Estos no han parado de correr en todo momento. Y a un ritmo endiablado. Richard Widmer, el que será ganador exaequo (porqué quiso, porqué se comía al otro con patatas y cuando lo atrapó después de recuperarle los 50′ de bici se quedó con el), corrió a 5´46” los 84km

Y si, todo este rollo que explico me ayudó a desconectar. Salió el sol, eso me dio vida. Ya no es que el ritmo suba, pero el ánimo cambia. Pasan las horas, veo llegar a los primeros en 22h33′. Sé que sigo el 12 (tonteé un poco con intentar entrar entre los 10 primeros, me coloqué el 11, pero pronto me olvidé de ello). Ahora es un goteo de vueltas en que a cada una o dos ves a alguien con la bandera de su país. Los voy contando. O descontando, porqué sé que seré el 12. El 13 está lejos. (bueno, realmente fui el 13. La primera chica me sacó una hora). Yo hace mucho que veo que a este rimo me caerán las 28h totales. No está mal tampoco, pero las 27h previstas eran un objetivo de mínimos. Aquí ya había incluido contratiempos. Llegan las 7 de la mañana. 24h de “tute” llevas ya. Toca mirar al frente y pensar que 4h ya no son nada comparado con lo que llevas. Pero a veces te llevas inesperadas sorpresas…y aquí la tuve poco después de pasar la maratón y media.

Ara me veía muy mala cara a cada vuelta, me veía desanimado por no poder correr y me dijo si quería un paracetamol. Y así lo hice, para ver si entre que marchara algo el dolor de espalda y que se me recolocara algo el estómago podía comer y acabar más dignamente…¡Y qué digo dignamente! De pronto, ya en aquella misma vuelta, comencé a correr como no lo había hecho en toda la competición. Me quedaban 11 vueltas para completar las 60. Pues bien de la 50 a la 59 fueron las 10 más rápidas que hice en todo el día. Me maldije por no haberlo tomado antes pero realmente cuando el cuerpo se cierra, lo último que deseas es meterte una mierda con sabor raro. Y como dije antes, las ucronías no cuentan en el cómputo de tiempo. Pero sí sirven para una cosa: se aprende de los errores, y ya sé que he de probar la siguiente vez que el estómago se rebele.

La cuestión es que en estas 10 vueltas Ara se preparó para acompañarme la última vuelta. La organización, eficiente como siempre, accedió a prepararme mi bandera catalana para la última vuelta (ya lo habíamos hablado por mail anteriormente y se habían mostrado dispuestos a ello). Ya hace algunas vueltas que la gente sabe que soy el siguiente y me animan, me saludan, me aplauden…Tanto Ara como yo nos hemos quedado sorprendidos de la calidez alemana. Gente encantadora que te choca las manos, que te jalea…

C_LastLapÚltima vuelta. Paso por la zona de meta. Me dan mi bandera y la sonrisa no me cabe en la cara. C_BanderaAra se coloca a mi lado y comenzamos los últimos 1400m. 1,4km que culminan 452km de diversión y sufrimiento a partes iguales. Los casi 40 atletas que quedan me saludan y felicitan durante esta vuelta, con algunos nos chocamos las manos. Llego a control final de vuelta y saludo a los comisarios que me aplauden.

Último giro. Saludo obligado

A momentos trotamos con Ara pero la mayor parte del tiempo caminamos. Esta historia ya no va de cronómetros. Va de cerrar un ciclo que ha comprendido 2 años de mi vida y que ahora me deja libre para plantearme otras locuras. Lo de siempre. Si he podido con esto, ¿qué coño me propongo ahora que sea difícil sin ser una quimera?

C_Meta1Llegamos a la plaza. El speaker* me nombra. Solo queda dar una vuelta al párquing donde todos los familiares están en pie vitoreandome, Ara a mi lado, de la mano. Último giro, encaramos la meta y allí están esperándonos con una medalla y una camiseta de finisher, que ésta sí, postureo o no, pienso lucirla con orgullo.

Tiempo final de carrera: 11h18’06” y posición 18 (ritmo de 8’02”/km)

C_Meta2

Sin ella no habría sido posible

Mi tiempo final de la competición fué de 26h39’02” y posición 12.

Hubo 8 que no pudieron acabar. De ellos 3 no acabaron la bici y 5 la carrera

* El Speaker es alguien de quien no he hablado aquí pero se merece un monumento y los mismos adjetivos calificativos que se puedan destinar a los participantes. Al pie del cañón a todas horas, en alemán, ingles, castellano, animando…un verdadero showman profesional pero que antes y después de la competición hablaba con todos nosotros, con nuestras parejas, que recordaba detalles de esa conversación para incluirlos en la crónica que iba haciendo durante la competición…

Y no puedo olvidarme tampoco de todo el staff organitzativo, desde el director de carrera hasta el último control. Eficiencia germánica en estado puro. Cualquier contratiempo o necesidad que pudiera surgir, era resuelto de inmediato.

Post_M3

FOTOS NATACIÓN

Doble Ironman II. Emsdetten 2015. Natación

FOTOS BICI

Doble Ironman IV. Emsdetten 2015. Bicicleta

FOTOS CARRERA

Doble Ironman V. Emsdetten 2015. Carrera

TRANSICIONES

Doble Ironman III. Emsdetten 2015. Transiciones
Emsdetten. Días previos

He dejado esto para el final porqué quería centrarme en la competición pero si a alguien le interesa saber qué es y como se vive (¡y se trabaja!) en Emsdetten, que se lea esto.

Llegamos Ara y yo el miércoles por la tarde. Es una población al noroeste de Alemania, a 30km de Münster y muy cerca de Holanda. Rápidamente nos sorprende ver la calidez de la gente y su forma de vida. Todo dios va en bici. La gente joven sale de fiesta en bici. Los padres llevan a sus hijos al cole en bici. La gente mayor (pero muy mayor) van a la compra o sencillamente a pasear en bici. ¿Caminar? ¡Para qué, si hay bicis!. Me gusta. Ara y yo nos decimos que si algún día hay que emigrar, este sitio es el número 1. Conocimos a un par de españoles trabajando allí y nos dimos cuenta, todavía más, de como nos hemos dejado putear en nuestro país. Entre otros: 8,8€/hora salario mínimo de alguien sin nivel laboral. Si trabajas 5′ más, se pagan 15′ extras. Si por necesidades de la empresa no se requieren tus servicios, la ETT te paga igual. Son ellos los obligados a buscarte trabajo. El alquiler de una casa de 3 habitaciones, 400€. Al compartirla, pues queda en nada. Y lo mejor de todo, el nivel de vida, la bolsa de la compra, es mucho más económica que en nuestro país. Mas sueldo, menos coste de vivienda y alimentación, calidad de vida…Somos unos putos pringados.

Y esa imagen que tenemos de los alemanes fríos, organizados…pues qué quieres que te diga. Que me he abrazado con gente con la que he cambiado 2 palabras al recoger un trofeo o recibir un medalla, que Ara ha charlado con mucha gente que le ofrecía ayuda cuando se puso a llover y estaba al descubierto y con los que después las conversaciones que mantuvo nos demostraron que los estereotipos no son más que eso, clichés y tópicos falsos.

Y volviendo al “yo he venido a hablar de mi libro”. El lunes antes de venir para aquí hice spinning en el gimnasio para sacar algo de carbonilla. El martes por la mañana antes de comenzar viaje fui a nadar 2000m y después masaje de descarga. Todo ok excepto el aquiles. El miércoles llegamos a destino. Por la tarde fuimos a correr para ver el circuito de bici y el de carrera y así estirar las piernas de tanto viaje. Jueves por la mañana tocaban 40′ de bici para ver que todo estuviera a punto…y por la tarde 1000m en la piscina. Mis primeros metros en piscina de 50m desde hacía más de 2 años XDD

¿Y descansar qué? Os aseguro que estos entrenamientos son un puto descanso! Pero sí, el viernes finalmente tocó parar e ir a recoger dorsal, asistir al brifin y a la pasta party montada por la organización. No lo sabía, pero nos hacen subir a todos al escenario, uno por uno nombrándonos y nos hacen sentir realmente protagonistas. Veo mucha “pata” por allí. Realmente dan todos miedo. Poco después nos vamos a descansar, que las 5 de la mañana llegan pronto.

Berlín. Recuperación

Y ya para acabar el tostón. Muy sorprendido de la recuperación. Gran parte de culpa la tiene no haber podido forzar lo más mínimo en la carrera. El domingo tarde después de dormir un poco asistimos la fiesta de entrega de trofeos y diplomas. Mis piernas estaban mejor de lo que esperaba como se ve en el vídeo…

…pero el lunes estaban mejor y el martes, miércoles y jueves he salido a correr 90′ cada día (muy lento, eso si) con Ara, haciendo el recorrido de la maratón de Berlín. Una semana después no se puede decir que esté recuperado ni mucho menos, sigo corriendo lento, pero cada día que pasa me duelen menos cosas (y hoy hemos dado una vuelta al recorrido del IM de Frankfurt, por si acaso toca algún día ;-D)

VI©TORIA

Publicado: 17/07/2014 en COMPETICIONES, TRIATLÓN
PREÁMBULO

No se puede decir que mi entrenamiento para Vitoria haya sido “de libro”, puesto que no existe planificación escrita en ningún sitio y he ido haciendo semana tras semana lo que me dictaban el coco y las piernas a partes iguales y lo que me permitía la jornada laboral.

No ha sido fácil que el conjunto final de los entrenamientos sea “decente” desde lo que sería el punto de vista de una preparación para un IM. Hasta ahora solo había hecho 2 y ambos siguiendo el conocido método de Don Fink de 7 meses. Para haber hecho lo propio, tendría que haberme puesto en Enero, pero…

  • En Febrero tenia la maratón de Sevilla…
  • En Marzo la Ultra de Xerta a la que llegué habiendo hecho solo asfalto y tiradas de preparación de maratón…
  • Para Mayo me toca inscripción para Zegama (no podía dejarla escapar) así que a seguir metiendo entrenamientos y carreras por montaña con calzador en mi pseudoplanificación de IM…

En resumen, la BICI la he hecho más o menos como toca, el AGUA he tenido que cambiar de planes el último mes puesto que mis puñeteros calambres no me acaban de dejar en paz (llegué a decidir que no volvía a correr ni salir en bici hasta que no consiguiera hacer 4000m seguidos; por suerte lo conseguí al segundo día ;)), y en CARRERA he vivido de rentas del resto de frikadas del año y me he limitado a salir a “pasear” cuando quería hacer tirada larga.

He de decir que no soy de los que “lloran” previamente a las carreras con las consabidas quejas generalizadas…pero esta vez había motivo para hacerlo. Ya no hablo de lo que he comentado sobre mis extraños calambres en natación que parece que estoy dejando un poco de lado (hace un mes no conseguía hacer 1500m ), pero es que las últimas semanas han sido duras de verdad. Además de la anulación del IM Monegrosman, las 3 últimas semanas he padecido un brote de ataques de migraña (ya típicos en mi cada mucho tiempo que me dejan KO día sí, día también durante un mes aproximadamente; el fin de semana anterior al IM lo pasé de viernes a martes entre entrenamiento matutino y ataque migrañoso de tarde). Por en medio se juntó que Cujo, un feliz perro que vive con nosotros, cayó enfermo esta semana pasada hasta el punto de tenerlo ingresado esperando el peor diagnóstico. Por suerte está a mi lado mientras escribo esto y bastante mejor.

La cuestión es que me he presentado al IM y además de llevar alguna barrita, he llevado conmigo un chute para la migraña durante la bici y la carrera. Estaba dispuesto a lo que sea para pasar la meta pero gran parte del día he ido con el miedo de “y sí”…pero fue que no 😉

Y AHORA SÍ, VAMOS AL CONTENIDO

Comienzo por el final: 10h51’14” (posición 237). No venia aquí con este objetivo. Si la cosa iba bien, me conformaba con 11h15’. En AGUA estoy horrible, en BICI no había hecho más de 100km de tirada larga con la cabra (con la de carretera sí, claro) y la CARRERA era una incógnita por lo que comentaba antes de mi rara NO planificación.

Al final, ese tiempo. ¡Y marca personal!

Pero el inicio del día no auguraba nada bueno.

4h30’ de la mañana y suenan 3 despertadores en la habitación donde estamos Albert Plaza, Gerard Sayas y yo. Desayunamos y bajamos a por el autobús que nos lleva al inicio. El agua me da miedo, así de claro. Llevo demasiado tiempo luchando con mis calambres inexplicables y me he limitado a asegurar que en mis entrenamientos, más bien o más mal, puedo salir del agua. Metros y más metros de tiradas largas sin técnica, porque pasé 3 meses haciendo técnica y el día que quería hacer una tirada larga no iba “ni patrás”.

Además el agua fría lo complica todo (la única competición que no he acabado fue un half de Balaguer con agua a 16º en que me tuvieron que sacar los bomberos encalambrado hasta las cejas). Llegamos al embalse. El agua no parece tan fría al tacto en la orilla, ¡pero es que de entrada no se ve un carajo! Una niebla densísima flota sobre el pantano y no se ven las boyas..¿Se levantará? ¿No?…

Finalmente sí. Se levanta la niebla y hasta parece que sale el sol. Bueno, vamos al matadero (sí, ese es mi aspecto cuando entro en el agua).

A

Salida del agua; estoy muy contento aunque no lo parezca

Comienzo a nadar intentando escorarme para evitar al máximo el contacto y la cosa va saliendo bien…¡¡¡durante un minuto!!! ¡Me ahogo! Me cuesta respirar y me entra el pánico como nunca en el agua. Dejo de nadar crol e intento braza, pero sé que no puedo hacer 3800 así. Intento relajarme quedándome flotando de pie, pero los nadadores que vienen detrás chocan conmigo. Eso me hace ponerme más nervioso y comienzo a buscar canoas cercanas por si tuviera que…¿Abandonar en el minuto 1 de un IM? ¿PERO QUE COÑO ME ESTÁ PASANDO? ¿¿¿HE VENIDO AQUÍ POR POSTUREO???

Todo esto se me cruza en la cabeza en segundos y tan rápido como llega, se marcha…pero de verdad que me cuesta respirar, no es ansiedad…es el neopreno. Así que tiro del velcro, lo despego y bajo un poco la cremallera…Bufff, que descanso. Entra aire. Me relajo.

Ya he hecho el gilipollas por bastante tiempo, así que comienzo a seguir a los últimos participantes, porque si ya he salido de los últimos, ahora estoy en las quimbambas (en este momento ya tenia un kayak al lado preocupado por mi “nivelón” en el agua)

A partir de aquí solo quedaba controlar si tenía “avisos” de calambres que por suerte solo aparecieron al final sin peores consecuencias.

2 vueltas bastante similares de unos 40’ cada una. Trámite cumplido en 1h21’22”

Mi transición fue larguísima. Me peleé con el neopreno. Quise ponerme por primera vez perneras para la bici. Comí un sándwich, etc. etc. 10’11” muy mejorables

B1

Al lio

Aun así, cogí la bici con ánimos y me puse a meter pedales desde el km 1 hasta el 180 como si no hubiera maratón después. Me daba lo mismo reventar entonces, pero quería probarme y ver si la cabra con bidón y casco aero (estrenados aquí) servían para algo o eran solo postureo. ¡¡¡Y QUE GUSTAZO!!! Salir con la bici en la posición 712 y dejarla en la 406 lo dice todo para mí. Sobre todo cuando tuve que “pelear” con grupos de ciclistas pasándose por el forro el No Drafting.

Entiendo que de salida nos metemos muchos ciclistas en un recorrido relativamente corto. También entiendo que al ser tan rompepiernas se produzcan reagrupaciones (tú subes mejor que yo, yo te vuelvo a adelantar en la bajada, en la siguiente subida lógicamente te acercas a mi), pero se podía evitar, o como mínimo ¡intentad pareced legales aunque no lo seáis! Yo también me encontré en medio de una recta de 2 km con ciclistas en fila hasta donde se perdía la vista por delante y detrás, en esos momentos en los que para no incurrir en drafting había de frenar, aprovechaba para comer o me metía en el lado contrario de la carretera aunque eso supusiera crear una tercera o cuarta paralela. Lo que es inadmisible es ver grupos de 10 ciclistas charlando y que te adelantaban, lo que no te dejaba margen de escapatoria más que frenar (o volver a comer! Mira por donde que es el IM donde mejor me he alimentado en la bici ;))

En mi tónica habitual me harté de insultar a #Triatletasdemierda y demás morralla que además al ir en grupos grandes te obligaban a realizar adelantamientos enormes primero para no incurrir en drafting, y segundo para que ninguno de esos #Chuparruedas se aprovechara de tu rebufo.

Esta situación se magnificó en la segunda vuelta larga, donde hubimos de enfrentarnos al viento de cara. Fue increíble no solo ver triatletas a rueda, sino tripletas del mismo equipo dándose relevos (también tuve unas amables palabras con esta purria)

Creo que esta foto es sobre el km 100

Creo que esta foto es sobre el km100

Me gustaría ver cuantas cartulinas amarillas se sacaron y cuantos descalificados hubo; si no los hay, esta modalidad morirá de éxito como tantas otras.

Drafting a banda, mi bici fue estupenda, manteniendo una velocidad superior a 33,5km/h hasta comenzar la segunda vuelta larga. Aquí una parte de cansancio y una parte del viento en contra me fue frenando para finalmente dejarme en 32,7km/h (5h30’03”)

Lástima porque no batí mi record de bici en IM por menos de un minuto cuando estuve mucho más tiempo más cerca de 5h20’ que de 5h30’

Aquí abajo el perfil de la bici. Que nadie se piense que hay desnivel duro, pues no llega al 1% de media ni la parte más “escarpada” de esa gráfica, pero sí que es rompepiernas. Todas esas subiditas y bajaditas te obligaban a cambiar el ritmo constantemente.

Perfil

Dejo la bici y corriendo a la T2. Aquí ya dentro de valores normales. T2 en 2’30”. Cojo un sándwich y me lo voy comiendo mientras comienzo las 4 vueltas.

Sí; no pensé en ningún momento en que hacía 42km. Dividirlo en 4 vueltas hace que la cosa sea más corta 😉

Sé que es mi punto fuerte pero en la bici no me he reservado. A verlas venir…¡y vienen muy bien!

Cerca de la mitad de la tercera vuelta según mi carrera. O del km25 para la mayoria

Cerca de la mitad de la tercera vuelta según mi carrera. O del km25 para la mayoría

Voy cómodo a 5’1x” de media. Adelanto a pocos para el ritmo que llevo y me sorprende, pero no compito con nadie, solo con mi crono …y me siento bien, muy bien. Sigo manteniendo el ritmo controladísimo. Cómodo. No hay dolores raros ni excesivo calor. Comienzo la segunda vuelta sabiendo que esta caerá sin problemas también y así es. Cuando la acabo sigo sintiéndome muy cómodo. Llego al 25,5 (alfombrilla de control en el extremo del circuito) en 2h15’ (a 5’18”). La vuelta difícil es la tercera, no la última. Si acabo esta sin caminar, lo que queda se hace de cualquier manera. Es a partir de aquí donde se demuestra si estás jugando bien tus cartas o ibas de farol. Comencé la carrera en la posición 400 (de la 700 de inicio de la bici). En el km4,5 había adelantado solo a 3 personas. 10km después ya eran 40. 10km más y ya eran 90 (y yo no aceleraba!). En los últimos 15km, 75 adelantamientos más.

El ritmo decae mínimamente (los parciales cada 5km variaban pocos segundos; 26’56”, 26’59”, 27’03”, 27’21”…). Llego al inicio de la cuarta vuelta pletórico. Incluso puedo hacer todavía cálculos mentales y veo que si hago esta vuelta por debajo de 5’40”, haré marca de IM. Ni había pensado en ello hasta este momento. Mi objetivo había sido no caminar más que el mínimo para avituallarme…y ahora me da por correr de verdad, y vaya si lo hice. El parcial del 30 al 35 fue clavado al 1-5, 26’59”. Fue un error imperdonable, de novatillo (el km33 me marqué 4’34”. ¡Viva yo!)

Naturalmente hago un buen colchón de segundos, pero ¿lo pagaré? Aún quedan 7 km y he gastado todas las pilas que me quedaban con este alarde. Sufro un momento de bajón en el 37. Tengo ganas de caminar sabiendo que viene la parte más aburrida con 4 largas rectas paralelas entre ellas y por un momento estoy tentado de hacerlo pensando que no conseguía hacer marca (A eso se le llama depleción glucémica de libro ;))

Al igual que en el primer minuto de competición, el pensamiento dura unos segundos vuelvo a trotar visualizando la entrada en meta y finalmente llego de nuevo a la plaza. La atravieso acelerando todo lo que puedo. Aquí ya no me queda oxígeno para calcular nada. Solo sé que he de correr, correr, correr. Hace muchos km’s que voy chillando a cada paso (habitual en mí en finales forzados). Paso el cartel de km 10 (42 en realidad) y sé que queda nada y menos. Último acelerón y encaro la meta pensando en un buen amigo que está pasando una situación difícil. Y este gesto, este IM y los muchos km’s que quedan por venir, van por ti.

Meta

Va por ti. Un abrazo

EPÍLOGO

Gran organización. No puedo calcular la de veces que di las gracias a los voluntarios, las sonrisas y el buen rollo que hubo por parte de todos ellos en todo momento. También el público. Gente que te animaba por tu nombre pero no por el dorsal, sino que como ellos te decían, “te tengo controlado, sé que te quedan X vueltas…”. Mi más sincera ovación para todos vosotros, especialmente ese bar que habia en el km 1, callejeando, que te “relanzaban” a cada vuelta

De verdad que ayuda mucho, muchísimo a no desfallecer esta gran animación. No permitáis que el año que viene desaparezca esta competición. Moved cielo y tierra para encontrar apoyos, porque por parte de los participantes, los tenéis todos.

No puedo decir lo mismo de los jueces. Sigo sin ver descalificados. Sigo sin ver archivo de las tarjetas amarillas en la bici. Me duele ver motos pasando al lado de pelotones y como mucho mandarles “disolverse”. NO. ¡Os pagan para hacer un trabajo, no para pasear en moto! Para eso quedaros en casa y le saldrá más barato a la organización.

Sinceramente me la suda que por culpa de muchos yo haya quedado el 237 en lugar del 215. Mi competición era contra mí, el resto son meros comparsas…pero si no soporto a los recortadores en un 10k, los chuparruedas no os merecéis ni el calificativo de #TriatletasDeMierda. Sois menos que mierda. Quedaros en casa o apuntaros a carreritas de vuestro nivel, porqué si no podéis hacer larga sin drafting no os merecéis esa medalla de la que tanto estáis presumiendo.

Este blog ha estado muerto durante un año entero. Había motivos para ello, pero ya es hora de poner remedio y retomarlo. 2012 ha sido un año muy completo para mi. Comencé con un trabajo de supervivencia cobrando una miseria con un contrato a tiempo parcial. Lo compaginaba con una segunda carrera universitaria que había comenzado cuando me encontraba en paro.

De pronto apareció sin comerlo ni beberlo una oferta laboral que se ha transformado al final en un contrato indefinido, en un lugar en el que me siento realizado y con el mejor ambiente laboral que he tenido nunca.

Esto último me ha ayudado a estabilizarme y a pesar de que la economía todavía no está para tirar cohetes, pues mi compañera sigue sin paro y sin subsidio ya (¡¡¡ten 3 carreras para eso!!!), me he permitido correr tanto como mi cuerpo ha aguantado.

Al final el 2012 además de 5 triatlones (para cumplir el expediente) se ha saldado con 25 carreras a pie. ¡¡¡De una media de 32,4km por carrera!!! Comencé con 4 maratones de asfalto en 5 semanas (Barcelona, París, Empúries y Vitoria), y continué con 3 de montaña en 3 meses (Lagos de Covadonga, Puigsacalm Extrem y la maravillosa Marató Pirata de Montserrat organizada por el Koalasteam) y acabé un año para enmarcar con las 12h en pista de Corredors.cat.

Ya está. Me he demostrado que lo mio es la larga y ese será mi camino en el inicio de este 2013…y con pensamientos impuros para el 2014 o 2015 donde se me está metiendo en la cabeza buscar un Doble IM. Tiempo al tiempo

Em venen dues paraules al cap si hagués de resumir el meu IM.

La primera paraula, i en majúscules, és SATISFACCIÓ!!!
Difícilment em sortirà un altre Ironman en el que tot i els diversos entrebancs que vaig patir durant el mateix, tregui un resultat tant bo disciplina per disciplina, transicions incloses. La sensació que em va quedar al cos, darrera no només de cada sector, sinó de cada porció en la que jo mentalment havia dividit tota la IM, és d’una immensa satisfacció.

L’altre paraula és CAP!!!
Perquè és el que vaig tenir molt i molt a cada sector. Encara que sembli que tot em va sortir rodó, ni molt menys! Vaig patir rampes als bessons a l’aigua a partir del 3300. Vaig patir rampes als adductors a la bici des del km 120 i vaig patir rampes durant tota la marató als tibials i peroneals. En aquests moments vaig saber modificar ritmes per a no haver-me d’aturar mai i sobretot vaig saber mantenir el cap fred i que el desànim no tingués cap porta d’entrada.

Per qui no es vulgui llegir tota la “parrafada”, li diré que havent planificat 1h18′ – 5h30′ – i baixar de 4h a la marató, vaig retallar temps en totes les previsions, (incloses les transicions que no van arribar a 10′ en conjunt) amb el que el sub 11h desitjat es va transformar en 10h54’01”

PRE IRONMAN
Com sempre, els dies previs son un ritual per a mi. El segueixo fil per randa. Dieta disociada tota la setmana, entrenaments de més a menys descansant només divendres i dissabte. Massatge de descarrega. I sobretot relaxació. No preocupar-te, foragitar del cap tot el que pugui destorbar-te i concentrar-te en fer la feina per la que t’has estat preparant durant mesos.

Ara es el moment de l’IM, de visualitzar el circuit, de somiar amb la cursa, de sortir de l’aigua i sobretot, sobretot, de gaudir-ho.
El dia abans arribem l’Ara i jo a l’hotel. Des de dalt tenim una molt bona visió del circuit de natació i toca relaxar-se al màxim (com es veu a la foto). Portem catxarros cap a boxes, dinar i sopar d’hora, a dormir…i que comenci la festa!!!

AIGUA

Els darrers entrenaments d’aigua m’havien deixat ben clares dues coses. La primera és que estava capacitat per millorar la marca de l’anterior IM. La segona és que tornaria a tenir rampes. L’únic que podia fer era intentar que arribessin com més tard millor. La companyia de l’Ara fa que l’espera sigui més suportable. M’ofereix servei de perruqueria, fisio..que més puc demanar? 😀

La sortida m’agafa totalment despistat buscant les boies que hem de seguir, doncs des de fora no es veu gaire bé. Entro cap a l’aigua i veig que està calenteta. Millor, doncs jo tenia els peus glaçats i això endarrerirà les rampes. Em poso a l’esquerra i començo a nedar. Noto ràpidament que no sóc dels més lents doncs vaig trobant i esquivant peus per avançar-los. Gir a la primera boia i encarem una recta de 1450m.
Estic acostumat a tots els triatlons a anar tan escorat a l’exterior que quan aixeco el cap per respirar no veig a ningú a aquella banda. Aquí em vaig forçar per anar envoltat de gent, doncs estadísticament estaria més segur de que no em desviava gaire del recorregut. Seguia sorprenent-me d’anar avançant gent i de mantenir el ritme d’altres companys de sector. Ja en aquesta recta veig que avanço a gent de la sortida anterior. Arribem al gir dels 1650 i miro el crono. 36′!!!. Esperava fer 33, però no em preocupo perquè feia estona que intuïa que teniem corrent en contra i així va ser (vaig trigar el mateix en els 2100m finals que en els 1700 primers tot i tenir rampes al final). Giro cap a la següent boia i em sobta veure que vaig dintre d’un grup molt nombrós. Girem la boia que encara la llarga recta de 1750m. Busco una bona orientació i ràpidament veig que ara portem corrent a favor. Això m’anima molt i veig que puc baixar del meu objectiu (1h18′). Passant nedadors de casquet vermell i d’altres colors (que fa molt més temps que han sortit) van passant els metres. En aquestes que veig una figura reconeixible, l’Albert Plaza Aka Stone_Apo. Xarrem una estoneta i continuem cadascú a la nostra marxa. Poc a poc vaig veient apropar-se la boia del darrer gir i m’animo perquè se que vaig bé….fins que a uns 200m de la boia se’m comença a pujar el bessó esquerre. No és només un avís, és una rampa en tota regla. Conec molt bé les meves cames i se que no puc intentar estirar-lo agafant el peu amb la ma, perquè llavors s’enramparà l’adductor i aquí s’haurà acabat totalment l’IM (i si no hi ha cap embarcació a prop, alguna cosa més) així que no queda més remei que canviar d’estil. Primer m’aturo i deixo les cames penjant cap al fons, després em poso d’esquenes i aprofito per mirar d’on venim…torno a girar-me, i res de res, una mínima relaxació, però a punt de clavar-me. Començo a fer braça i sembla que aquí sí que li agrada alguna cosa (a l’empenyer amb la planta del peu contra l’aigua, estires una mica el bessó). Així em mantinc una estona, però fins i tot em plantejava arribar a la boia de gir per intentar agafar-me al que fos per estirar de veritat si les coses empitjoraven. Finalment es relaxa el bessó, però com veuré a la transició no marxa del tot i queda latent, donant-me un avís de tant en tant que moc peus. Ara ja veig la platja i l’arc de sortida, començo a forçar la màquina. Tiro fort de braços i pujo les pulsacions. Vull arribar quant abans millor a una zona on faci peu, per si de cas. Nedant, nedant, veig que estic avançant al Lluis Aka Nyef; ho sento nen, però no podia parar a petar la xerrada ;-). Continuo fins a la platja i només posar-me dempeus veig que m’ha anat d’un pel perquè els primers passos tinc les cames com fustes.

Amb tot això, no havia pensat en cap moment en el temps que portava, només volia sortir.

Busco a l’Ara i la veig a la dreta i em canta 1h15′!!! (VIDEO SORTIDA) No m’ho podia creure. Miro el crono, i efectivament, baixo de 1h16′ és a dir, de 2’/100m. Per a mi és una barbaritat de temps, doncs sense forçar, en piscina és aquest el ritme al que nedo. Finalment trepitjo catifa en 1h15’41” i cap a la T2.
Posteriorment em comentarien que vaig avançar a tots els companys correcats que havien sortit 5′ abans que jo. Fins i tot a l’Albert Romero Aka Albert75 que és el que neda millor de tots nosaltres, però ell va ser per un problema amb el neoprè. Ja podia jo anar a la bici buscant-los!!!

Temps i Posició Aigua: 1h15’41 – 509 de 835 (61%)

T1

Només arribar al box dos voluntaris em van ajudar a treure el neoprè. Trec els estris de la bossa de T1 (Una bona pensada, crec. Una bossa de plàstic amb tot el necessari per anar “vestint-me” pel camí cap a la bici), guardo el neoprè al seu lloc i em poso mitjons.

Abans de sortir de boxes se m’enrampa l’isquio esquerre i m’he d’aturar a estirar, però se que son les escorrialles del sector de natació. Marxo cap a la bici i pel camí vaig posant-me el casc, ulleres, dorsal i desembolico un sandvitx. Fins i tot em dóna temps d’anar a fer un riuet a la quinta forca on havien muntat els urinaris. Tornant cap a la bici em bec l’ampolleta d’isostar que havia preparat, i a pedalar!!!

Temps i Posicio T1: 6’24” – 629 de 835 (75%)

He de dir que en aquesta transició “flipo” amb la velocitat d’alguns. Tot sigui dit que vaig parar a pixar, però si comptes tot el recorregut que s’ha de fer fins a boxes, treure’t el neoprè, agafar trastos, menjar i beure alguna cosa (ni que sigui mentre vas a buscar la bici), sortir amb la bici fins a la següent catifa…i fer tot això en menys de 1’40”!!! (Jo no veig assumible baixar de 4′!!!)

BICI

Com sempre, sempre, sempre…a pastar fang tota la planificació decidida durant mesos. Havia de sortir a unes 140 pulsacions per acabar fent una mitjana de 137-138. Doncs la primera vegada que vaig baixar de 140 va ser al cap d’una hora i anava a una mitjana de 146. Des de llavors vaig decidir anar afluixant poc a poc perquè sabia que no aguantaria a aquell ritme ni que fos un half (portava una mitjana de 34,6 Km/h) i perquè tenia un coixí prou ampli (i sort d’aquest coixí com es va veure després).
A partir d’aquest punt poc a poquet em vaig anar forçant a baixar velocitat i pulsacions. Encara que a vegades em veia obligat a accelerar per no incorrer en “drafting” o per despenjar a aun “xuparrodes”.
La primera baixada, molt ràpida (35,2km/h i 146 pulsacions mitjanes).
Tornem cap a Calella i tot i baixar la FC a 140, va sortir 34,2km/h (més calaix!). Aquí saludo a la claca que estava en ple al final de la darrera pujada abans de la rotonda. Ja els vaig dir que anava massa ràpid, doncs ho sabia prou bé.
A la segona baixada ja es va notar el vent en contra. Vaig tenir males sensacions tot i continuar avançant màquines molt i molt cares (crec que vaig quedar dels primers a la classificació de rodes de 50€ XD). Aquesta segona baixada que ens col·locava al km102 al punt de gir ja es va patir bastant, doncs tot i continuar a 140 pulsacions a aquest tram, la mitjana va baixar a 31km/h.
Esperava amb ganes donar la volta per rebre l’ajut del vent a favor i així va ser. Camí del km136 tot i anar relaxadíssim (135 pulsacions mitjanes) va tornar a sortir 34,2 km/h. Això era un gran ajut, però també ens avisava a tots que la següent volta, tot i ser més curta, ens faria patir de valent a la baixada cap a Mataró, doncs el vent anava enfortint-se. A més a aquest tram vaig tenir avisos de rampes als adductors (l’únic motiu que veig és haver sortit massa fort, doncs anava hiperhidratadíssim i menjava cada 20’*) així que a partir d’aquí, molt encertadament vaig connectar el [MODE: I WILL SURVIVE ON]. Va deixar d’importar-me la mitjana de velocitat. Va deixar d’importar-me la freqüència cardíaca. Només volia arribar a córrer, doncs sabia que aquestes rampes només em donen a la bici i si faig coses rares a l’aigua; mai corrent.

Arribo al punt de la claca i els llenço els meus dos bidons de beguda, doncs volia guardar-los com a record tal com li havia dit a l’Ara.
Així que ja només queda la volta curta. Gir a Calella i a lluitar contra el vent. Vaig aprofitar per fotre’m un gelocatil d’1 gr per reduir el mal de cames actual. Aquí, entre els avisos de rampes (vaig començar a menjar trossos de plàtan dels que donaven als avituallaments) i el vent, la mitjana parcial va baixar estrepitosament. 132 pulsacions i 28km/h!!!

I ara sí, ara ja només quedava un tram de vint-i-pocs kilòmetres i a deixar la bici. Les cames havien començat a recuperar-se de les rampes i ara tenia el vent a favor, així que tot i anar a només 131 pulsacions, la mitjana d’aquest tram final va ser de 33,5 km/h

En resum, una bici boja. Sortida a morir, i amb l’excusa del vent en contra i les rampes anar escampant bombolletes per acabar només complint objectius:

Temps i posició Bici: 5h29’39” (138 FCmitjana – 79%) i 32,8 km/h. 323 de 835 (39%)

* faig un incís sobre l’alimentació. El meu primer IM com molts ja sabeu, vaig petar d’estómac a la segona mitja marató. Ara vaig canviar l’alimentació traient els sandvitxos de nocilla i posant al seu lloc sandvitxos de tranchettes amb codonyat (que ja de per si és una mica astringent). Va ser tot un èxit, doncs durant la bici vaig arribar a sentir-me tant ben alimentat que no em vaig acabar els 2 sandvitxos que portava; això si, crec que van caure 11 gels!!!

T2

Poc que explicar aquí. A l’hora d’anar a baixar en marxa de la bici veig que les cames no estan malament.

Saltet, catifa, deixar la bici al seu lloc i cap a boxes. Només entrar tinc un moment d’eufòria perquè estic corrent amb comoditat, així que sec tranquil·lament, em cordo bé les vambes, agafo gorra, sandvitx i la gran idea (per a mi) d’aquest sector; l’ampolleta de 1/2 litre que m’acompanyarà gairebé tota la cursa.

Temps i posició T2: 3’29” – 292 de 835 (35%)

CURSA

Com que el GPS que porto el poso en marxa a la bici, i de l’aigua + T1 en aquells moments només tenia una referència propera, no sabia del cert quin temps tenia de marge per baixar de 11h. Sabia que si feia menys de 4h a la marató m’ho assegurava, així que començo aquest sector amb aquesta idea al cap.
Surto caminant tranquil·lament menjant-me el sandvitx de cada transició. Arriba’t l’avituallament faig un glopet i començo a trotar amb la meva inseparable ampolla. Jo necessito beure molt, però a més prefereixo fer glopets curts cada 5′ que no pas ficar-me 2 gots de beguda cada 3km’s. Com que m’he acostumat a portar-la als entrenaments no em suposava cap neguit extra. Amb això m’estalviava aturar-me a cada avituallament, i només ho feia per reomplir l’ampolla.
Bé, com vaig decidir ja fa temps, si em trobo còmode amb un ritme determinat, aquest és el que he de portar…així que de sortida em veig anant lleugerament per sota de 5.
Se que aquest ritme serà passatger doncs portem vent a favor anant cap a Santa Susanna i hi ha una humitat bastant alta, que amb la temperatura de 26ºC fa que la prova s’endureixi molt més. Amb el pas de les hores ja sabia que el ritme aniria de baixada però si les pulsacions anaven controlades no veia per què frenar-me.
Els primers km’s cauen ràpids: 4’45” – 4’53” – 4’55” – 4’59”…i vaig decidir posar la reductora en el que respecta a pulsacions. Entre que vaig caminar 500m menjant el sandvitx, i l’aturada per reomplir el bidó, 5’12” de mitjana a la catifa de Santa Susanna (km 5,4). Collonut!!!
Ara l’objectiu era veure l’Ara, veure la claca i llavors pensar en un altre gir per tornar a trobar aquests tan necessaris ànims. Crec que és el millor plantejament. Dividir-ho tot en trossets petits i pensar només en aquell en el que estàs. No has de pensar-hi mai el que et queda per davant!
La saludo a l’alçada del km8 i li dic que vaig bé tot i que la calor i el vent en contra son durs. Poc després trobo a la claca ben col·locada a l’ombreta. Kbrons! 😉
Al km9, a la zona del carril bici, veig que el públic comença a cridar com descosits. Al·lucino en colors per l’animació. Fins i tot en aquell moment em va avançar un tal Clemente Alonso que deuria “flipar” també de lo que m’animava la gent XD
Arribo al gir de meta i veig com entra Clemente com a guanyador i amb un temps increïble. Recordo en aquell moment que fa dos anys em vaig creuar també amb el guanyador al mateix punt, en Zamora, però era només sortir jo de boxes. Ara ja els he guanyat una volta. En 3 anys més ja poden tremolar…XD

Al segon pas per la catifa de Santa Susanna, 57′ (a uns 5’25”/km). Ja vaig amb la calculadora al cap pensant que no em puc passar de 5’41” de mitjana, doncs el somiat 5’21” (3h45′) està fora de l’abast. Fa molta calor encara. Em vaig creuant amb els companys tot i que vaig tan concentrat que en cap moment veuré a l’Albert75 (Ni a la bici el vaig veure! A la resta sí). A aquesta volta ja he trobat a la claca dispersa per molts llocs i son d’agrair totes les mostres de suport. No vull dir noms per a no deixar-me a ningú, però tindré escuders durant molts moments, corrent al meu ritme, tenint cura de guardar la suficient distancia perquè no em puguin sancionar, animant-me a tota hora, i fins i tot avituallant-me al final de la cursa. De veritat que no us imagineu com s’agraeixen aquests moments de desconnexió, aquests crits i paraules d’ànims. Tot el suport rebut durant la marató us asseguro que fa guanyar segons cada quilòmetre.

Fa molts km’s que he entrat en la meva tercera sessió de rampes. Els tibials i peroneals van avisant que s’enrampen, però no son músculs fàcils d’estirar i m’arrisco a que s’enrampi el bessó. En moments crítics baixo moltíssim el ritme o aprofito un avituallament per reomplir el bidó, però no em vull aturar en cursa. Hi ha moments que s’alleuja, però no acabarà de marxar mai.

Un cop arribat a Calella de nou vaig buscant el km 21 per refer números…i m’entrebanco amb una puta pedra amagada sota la catifa vermella. A l’intentar no caure faig un mal gest i se m’enrampa l’isquio esquerre. Queden encara 21 km’s i em trobo totalment aturat sense poder ni caminar. Ho intento, però és impossible, així que estiro tant com puc. Arribo molt a poc a poc a l’avituallament i bec tant com puc. M’aturo totalment a estirar i poc a poc es relaxa la cama. He perdut molt temps (per fer 250m, he trigat gairebé 3′), però torno a estar en cursa. Els següents km’s tornen a sortir al voltant de 5’35”. Tot ok. Ara estic fent la tercera volta, la que jo considero la pitjor, doncs la quarta ja es fa com sigui.
Arribo a la claca. M’emporto d’allà un bon carregament d’ànims. Giro a Santa Susanna. 1h01′. Comptant l’aturada per la rampa, vol dir que continuo mantenint el ritme. Quin “subidon” d’eufòria, però encara queden 15km’s. La mitjana d’aquesta volta ha sortit en 5’48” (sobretot per culpa de l’entrabancada al 21). Ja fa estona que vaig restant segons al calaix que tinc reservat, però a cada km que passa refaig números i tot i que just, encara és factible. La mitjana total és de 5’29”.

A prop del 30 nou retrobament amb la claca. Els hi dono el bidó que porto des de fa gairebé 3 hores, doncs estic fart d’isostar i per a més inri s’ha acabat la pepsi a tots els avituallaments. Decideixo beure només aigua…però parlant amb el Hansi al final quedem que a la meva tornada em donaran el bidó ple de cola. Total, al briefing ens van dir que podíem ser avituallats per companys sempre que fos al costat d’un avituallament. Sigui com sigui és inadmissible que s’acabi una de les dues begudes amb sucre quan encara queden més de 6h per a que acabi el temps de l’IM.
Passo per Calella. Començo la darrera volta. Arribo a la zona aquella que diuen que hi ha un mur…però jo no crec en ell. Ni a la marató. Si de cas a l’IM el mur pot ser a qualsevol km amagat, però si et coneixes, el podràs esquivar. Fa temps que em vaig coneixent, fa temps que se quan he de baixar pulsacions i també ritme. Així vaig regulant, deixant ja que els km’s caiguin a prop de 6′ sense arribar-hi, doncs és el topall que he posat per assegurar-me les 4h. Alguns surten millor i cauen en 5’40”. Arribo a la claca per darrer cop i em donen la cola que tanta falta em fa. Petó a l’Ara i a esperar a veure’ls a meta.
Marxo cap a Santa Susanna per darrera vegada veient que el moment s’apropa. El mal de cames és total. No hi ha res que no faci mal des de quàdriceps cap avall. Els tibials son el pitjor de tot. No han arribat a enrampar-se del tot però aquesta tensió constant m’ha creat dos contractures brutals. Noto a cada passa una pilota inflada a les tíbies…però el 80% dels corredors que veig estan pitjor que jo. Tothom camina. Bé, no tothom. Les dones, la gran majoria, continuen corrent. Saben patir més.
Avanço a molta gent, giro per darrera vegada i se que no m’aturaré. Se que baixaré de 4h perquè tinc marge que he anat guanyant km rera km. Ja no em queda res a la reserva, doncs els 10km’s finals seran els més lents de tots. Molt a prop de 6’/km. Gairebé un minut més lents que els 10 primers.!!! Però també un minut o dos més ràpids que els kms finals d’ara fa dos anys!!!
Km 37, 38, 39…ja he passat l’infernal pas sota la via XD i vaig cap a meta. Encara queda llum solar. Entro a la zona de ziga-zagues propera a meta i sento una cridòria eixordidora quan em veuen arribar (Video d’arribada meva a zona de meta). Son la claca. La busco i la localitzo a dalt de la grada, però no veig a l’Ara. Ella és la que ha sofert l’entrenament amb mi, la que cada vegada que agafo la bici pateix en silenci. A ella li dec enormement aquest IM i necessito compartir-ho amb ella. Arribo a la recta d’arribada i senyalo a la claca mentre corro i m’avisen que l’Ara està una mica més endavant.
La veig al costat del gran amic Hansi. M’aturo, la petonejo i l’abraço. També m’abraço a en Hansi. Vull que aquesta abraçada sigui per a tota la claca que sempre estan allà quan els necessites. Ara ja no m’importa el crono. Se que puc aturar-me a gaudir dels metres finals. M’ho he guanyat a pols. Torno a mirar a meta. Em sento exultant, orgullós del que he fet, feliç…se m’acaben els qualificatius. Em dirigeixo cap al marcador que indica un fals temps, doncs jo he sortit 25′ després de que comencés a comptar…però se que ho he aconseguit. Entro a meta alçant els braços assenyalant el temps…em giro cap a la claca i els llenço un petó per acabar assenyalant-los perquè sàpiguen que sense amics així que ho visquin, que ho comparteixin amb tu, aquestes fites no tenen tant de sentit. Gràcies, gràcies, gràcies

Temps i posició Cursa: 3h58’48” (136 FCMitjana; 78%) a 5’40”/km – 199 de 835 (24%)

TEMPS I POSICIÓ FINAL: 10h54’01” – 251 de 835 (30%)

VIDEOS

– Una molt bona visió del circuit de natació
– Sortida Krlos de l’aigua
– Inici meva segona volta bici
– Arribada meva a zona de meta
– Entrada de Nyef a Meta
– Entrada d’Stone_Apo a meta
– Entrada de Niel a Meta
– Entrada d’Albert75 a meta

ALBUM DE FOTOS

Album de Fotos de l’IM

Rituales

Publicado: 08/10/2011 en COMPETICIONES, MISCELÁNEA, TRIATLÓN
Estos momentos previos al Ironman, cuando todo el trabajo ya está hecho, cuando solo queda esperar unos días, unas horas. Cuando sabes que has ofrecido todo lo que tenias dentro y te has volcado en mejorar con un único objetivo en mente…es entonces cuando estos momentos se convierten en un ritual.
Te levantas por la mañana y lo primero que buscas en internet es la temperatura del mar en Calella, las previsiones del tiempo para el domingo…compruebas incluso la dirección más habitual del viento estos días y a que hora se levanta.
Todo gira en torno al IM.
Desayunas…No. No desayunas. Introduces hidratos de carbono en tus músculos, introduces fibra en tu sistema digestivo, vitaminas, minerales…
Tienes sed y bebes…No, tampoco bebes. Te hidratas. Ni siquiera tienes sed, pues no llegas a tenerla porqué estás todo el día con la botella en la mano. Isotónicas, zumos, bebida azucaradas…Todo vale.
Todo gira en torno al IM.
Haces vida normal…pero no son días normales. En la universidad te evades de lo que explica el profesor y piensas en tu objetivo, en tus 33km/h de bici soñados, en bajar de 4h en la maratón…¡¡¡En salir siquiera del Agua!!! El profe sigue explicando y tu estás ya en Calella haciendo hasta las transiciones. Han sido 7 meses preparándote.
Todo gira en torno al IM.
A mediodía sigues llenando depósitos de glucógeno en lugar de comer.
Caminas “diferente”, más pausado, como si no quisieras tener ahora esa torcedura de tobillo que has sorteado durante tantos meses.
Preparas todo el material con cuidado de no olvidarte nada, hasta introduces material de recambio “por si acaso…”.
Y llega el día -1. Vas al lugar del IM y a partir de aquí los ánimos van “in crescendo”. Ves bicis brutales, todos los triatletas te parecen pros. Todos te parecen inifinitamente mejor preparados que tu. La gente sigue entrenando como si lo del día siguiente fuera un sprint…y tu te limitas a descansar, relajarte y a charlar con los amigos.
Os desais suerte, cena temprana y ligera. Te vas a la cama, pones el despertador y el sueño comienza cuando este suena…
 Todo gira en torno al IM.