¡Tan simple como correr!

Publicado: 15/04/2017 en MISCELÁNEA

Hace mucho que tengo dejado de lado este blog, ya que SpartaXalimentos me absorbe (gustosamente) mucho tiempo, pero hoy tenía ganas de dedicarle un tiempo a las sensaciones de hace un par de semanas.

Lo sé, lo asumo; haber corrido 100km un sábado y al día siguiente presentarte en la salida de una maratón de montaña no tiene (mucho) ningún sentido. Pero si habéis leído alguna vez mi blog es fácil que hayáis visto escrito que mi objetivo en este mundillo no es ser más rápido ni ganar carreras o hacer podios. Es correr; correr hoy, mañana, pasado…y si un día no puedo/debo correr (como pasó al día siguiente de estas dos carreras) pues estática, elíptica, spinning, caminar…lo que sea para recuperarme antes.

Si me hubierais visto en la Romanic Extrem absolutamente solo y a pesar de ir con las patas como palos, con una cara de felicidad constante, comprenderíais por qué estuve en la salida. Pero también si hubierais hecho todas las ediciones buscaríais la forma de “seguir fichando” con esta estupenda gente y con esos estupendos parajes. Pero retrocedamos al sábado.

TRAILWALKER KM 1 a 50


En la Trailwalker el equipo Kriter tenía un objetivo claro: mantener el ritmo que sabíamos que podíamos llevar. Éramos el mismo equipo que el año anterior. La única diferencia es que en 2016 yo entré por una baja tan solo 10 días antes y venía con la preparación de serie. Este año llevo un entrenamiento que está dando sus frutos. Sigo siendo el eslabón débil del equipo, pero mis compañeros saben que voy a aguantar los 100km con un ritmo muy superior al del año pasado. El capitán es Xavi, pero quien decide el ritmo máximo es mi cardio. No cometeremos el error del año pasado de meterme en anaeróbico continuamente lo que me hizo reventar antes de llegar a la mitad del recorrido (y arrastrarme como una rata la otra mitad).

Llegamos a la salida viendo que nos encontrábamos con un clima que era la antítesis del calor del año pasado. Estábamos todos contentos por ello. Incluso hubiéramos preferido lluvia más constante y fuerte. En la línea de salida nos fotografiamos y charlamos con amigos de un equipo y otro. 5’ antes de la salida nos quitamos los chubasqueros y los metemos en la mochila. Sabíamos que en nuestras piernas estaba mejorar la marca de Kriter de siempre y habíamos decidido hacia tiempo que nuestro ritmo objetivo será de 5’15” aprox. Pase lo que pase. Hagan lo que hagan los demás. Kriter no compite contra nadie. Da el máximo de sí en cada Trailwalker.

Salimos a las 10 en punto y dicho y hecho. Vamos a nuestro ritmo sin obsesionarnos. Me comentan que tenemos 3 o 4 equipos enganchados, uno de ellos el mismo equipo que el año pasado me hizo sufrir tantísimo cuando reventé (Crónica de 2016) y me pasé media carrera pensando que nos iban a pillar por mi culpa (sin saber que ellos también lo estaban pasando mal). Ese equipo en poco tiempo se pone en cabeza y se van largando. No problem, queda un mundo. Además como después veríamos cuando nos vuelven a alcanzar, sobre el km4 se despistaron de recorrido e hicieron un km de más.

Seguimos a la nuestra y coronamos Coll d’en Bas 4 equipos juntos, donde Kriter hacemos una parada técnica como tradición…que al final hacen los 4 equipos. 16 tíos regando las flores 😄

El ritmo que llevamos es rápido (a 5’16”) y mi cardio va de maravilla (el año pasado aquí iba 10 pulsaciones por encima de mi umbral anaeróbico; este año 10 por debajo.

Aquí comienza una larga bajada donde no hay que pasarse de ritmo porque lo acabarás pagando. Primer avituallamiento, no paramos, pues el siguiente está a apenas 5km. Seguimos los 4 equipos juntos. Segundo avituallamiento, parada rápida y a seguir. Seguimos muy rápidos (hemos bajado todos por debajo de 5’/km), pero mi cardio dice que puedo estar muchas horas así.

Pasan los km’s y seguimos despreocupándonos del mundo. Estamos disfrutando, que es lo más importante. Cerca del km 50 si que les comento a mis compañeros que aunque el cardio aún está dentro de límites, comienza a subir, y la media que llevamos, de 5’10” es inasumible mantenerla hasta el final. Llegamos al avituallamiento previo a Girona (km50) en 4h22′. Cambio de botellas, picar algo y…

TRAILWALKER KM 50 a 100

Aquí comenzó otra carrera inesperada. Al salir del avituallamiento del km50 Jordi tuvo un problema muscular al salir frío. No conseguía correr sin dolor en cadera/cuádriceps. Así que decidimos caminar para calentar la musculatura.  El equipo CABK MARESMESUD TEAM que nos ha adelantado en el avituallamiento a un ritmo muy constante, se va alejando. Pero no hay nervios. Si hacemos el resto a 6’/km, serian 9h22′. Mucho mejor de lo esperado. Pero 100km ya sabemos por experiencia que dan para subir al cielo y bajar a los infiernos varias veces. Seguimos caminando y al cabo de un par de km Jordi se ha recuperado y comenzamos a correr.

Llegamos a Girona. Nos comentan que nos llevan 4′. Hacemos parada rápida pero alimentándonos bien. Jordi recurre a Reflex. Ellos nos esperan y salen pegados a nosotros, así que atravesamos Girona juntos los dos equipos (único punto de la TW con problemas de marcaje) y recuerdo la diferencia con el año pasado. Aquí yo era un cadaver andante. Ahora me siento fortísimo y tengo ganas de apretar y es lo que hago a la salida de Girona. Voy mirando mi pulsómetro y subiendo el cardio poco a poco y junto a Jordi vamos tirando de los dos equipos. Y aquí el segundo contratiempo del dia. Sobre el 60 me llaman los compañeros. Bajo el ritmo y voy mirando atrás. El equipo de La Caixa nos adelanta y nosotros nos agrupamos en torno al capi. Xavi va blanco como un papel de fumar. Nos paramos del todo. Le paso un par de pastillas de sal y caminamos un rato…y esta seria la tónica del día. Paradas algo más largas de lo normal para que Xavi recupere mejor, y como son largas Jordi se enfriaba y teníamos que salir caminando hasta que al cabo de un par de km’s corríamos. Y cuando mis compañeros se recuperaban, el que sufría era yo, pues intentar recuperar tiempo en el km75, por muy fuerte que me sintiera…Por aquel entonces correr a 5 y poco se me hacia muy cuesta arriba. Llegando al km80 yo solo pensaba en un lomo con queso mientras intentaba seguirlos 😄

Y a todo esto que no he nombrado a Raul el incombustible. Ni sudaba el tio 😄

A la salida del penúltimo avituallamiento intentamos correr, pero nada, Jordi va muy dolorido. El tío sufrió mucho, sobretodo cuando vimos que aparecían los terceros clasificados (RUN BCN-M) y poco después nos pasaban. Pero no íbamos a arriesgar una lesión por nada. Y menos en alguien que trabaja dando clases y el lunes tenia 5h de spinning. Cuando calentó volvimos a la carga. Nunca se sabe si los de delante pueden tener un desfallecimiento así que hay que darlo todo hasta el final. Llegamos al km90, avituallamiento  rápido y para Sant Feliu! Los últimos km’s haciendo números para bajar de 10h, y dicho y hecho. Llegamos a meta exultantes en 9h56’39”. Con casi 20′ menos que el año pasado, ¡terceros clasificados! Ese era el nivel de este año.

Hay que felicitar efusivamente a los dignísimos ganadores CABK MARESMESUD TEAM. No solo se resarcieron del año pasado, sino que lo hicieron con una marca brutal que va a fijar un reto para años venideros. Corrieron con mucha fuerza y convencimiento. Recordemos que en el km4 se habían perdido 1km. Y aun así, quedaron a 14′ del récord mundial.

Y los segundos clasificados RUN BCN-M que corrieron con paciencia y cabeza y obtuvieron sus frutos. Felicidades a todos los componentes.

¿Y que decir de Kriter? La Trailwalker es una competición en equipos. En los momentos malos es cuando la unidad se refuerza. Y aquí Kriter salió muy reforzado para siguientes retos.

El equipo de soporte, Rafa y Juan Diego estuvieron pendientes en todo momento de que no nos faltara de nada. Parra siempre atento a grabarnos para después hacer unos preciosos vídeos de recordatorio. Y que decir de Joan y Sheila sin cuyo apoyo por la causa Trailwalker este equipo no existiría. ¡Gracias a todos!

A título personal, contentísimo. Disfruté mucho del dia. Vi que mi preparación camino de SpartaXalimentos va viento en popa, con mejora sustancial de mi forma física con respecto a hace un año. Pude llegar a meta animado, apretando y convencido de estar al día siguiente en la salida de la Romanic Extrem.

Así que poco después de la TW cogía el coche y volvía al punto de partida. Por el camino fui animando a los frontales que veía. Los verdaderos héroes de la jornada; los que pasan más tiempo en el recorrido. ¡Felicidades a todos!

ROMANIC EXTREM

Llegar a Olot, recoger una pizza, al hotel, zampármela volando, ducha y cama. Despertador, desayuno, coche, recoger el dorsal, salimos…¡Que estrés!

He estado en todas las ediciones de la Romànic. En todas he hecho la maratón. Sabía que este año lo tendría difícil para acabarla pero quería ver como me encontraba para futuros objetivos. La primera sorpresa fue ver que pude salir trotando. Una vez pasados los primeros metros vi que no había averías serias. Dolor si, pero eso ya lo esperaba. Tal como me coloqué en la salida para no molestar, voy en el furgón de cola. Pero aun así adelanto a algunos. En plano troto y se que podría estar tiempo así. Buen feeling. En subida camino como ya estaba previsto.

Las bajadas son otro tema. A más desnivel, más dolor de cuádriceps. Y este año el recorrido se ha endurecido bastante. Comienzo a plantearme hacer la media. Voy haciendo fotos por el camino. Estoy pasándolo en grande. Totalmente solo, sin estrés de cronos…Y Llego al avituallamiento del km10 donde los más rápidos de la media me comienzan a adelantar. Me paro un rato largo a verlos pasar. Es increíble ver como sube esta peña. Nunca tengo posibilidad de verlos, pues yo voy en medio del pelotón, pero hoy que no tengo la más mínima prisa, aprovecho. Toca seguir subiendo para, posteriormente, llegar al avituallamiento  del km 14. Pero todo lo que sube, baja. Y que bajada! Mis piernas no están para tonterías y aquí me juego una lesión por el dolor. Después de 2 caídas que podían haber sido muy aparatosas, decido que en el km14 ya tendré bastante (sobre todo porque se que tengo coche esperando XD)

Y así es. Llego al avituallamiento. Como bien, y saludo a Pedro que también se retira aquí. Esperamos a que llegue Andreu que acompaña a su hermana (que haría podio de categoría después) y Laia entonces nos lleva hasta la salida.

Aquí bocata y cerveza, abrazo con el organizador y esperar que llegue Andreu con su hermana a meta. Dia completo

Y fin de la aventura 🙂

El año que viene volveré a las dos. Solo espero que me las separen una semana 😄

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s