VI©TORIA

Publicado: 17/07/2014 en COMPETICIONES, TRIATLÓN
PREÁMBULO

No se puede decir que mi entrenamiento para Vitoria haya sido “de libro”, puesto que no existe planificación escrita en ningún sitio y he ido haciendo semana tras semana lo que me dictaban el coco y las piernas a partes iguales y lo que me permitía la jornada laboral.

No ha sido fácil que el conjunto final de los entrenamientos sea “decente” desde lo que sería el punto de vista de una preparación para un IM. Hasta ahora solo había hecho 2 y ambos siguiendo el conocido método de Don Fink de 7 meses. Para haber hecho lo propio, tendría que haberme puesto en Enero, pero…

  • En Febrero tenia la maratón de Sevilla…
  • En Marzo la Ultra de Xerta a la que llegué habiendo hecho solo asfalto y tiradas de preparación de maratón…
  • Para Mayo me toca inscripción para Zegama (no podía dejarla escapar) así que a seguir metiendo entrenamientos y carreras por montaña con calzador en mi pseudoplanificación de IM…

En resumen, la BICI la he hecho más o menos como toca, el AGUA he tenido que cambiar de planes el último mes puesto que mis puñeteros calambres no me acaban de dejar en paz (llegué a decidir que no volvía a correr ni salir en bici hasta que no consiguiera hacer 4000m seguidos; por suerte lo conseguí al segundo día ;)), y en CARRERA he vivido de rentas del resto de frikadas del año y me he limitado a salir a “pasear” cuando quería hacer tirada larga.

He de decir que no soy de los que “lloran” previamente a las carreras con las consabidas quejas generalizadas…pero esta vez había motivo para hacerlo. Ya no hablo de lo que he comentado sobre mis extraños calambres en natación que parece que estoy dejando un poco de lado (hace un mes no conseguía hacer 1500m ), pero es que las últimas semanas han sido duras de verdad. Además de la anulación del IM Monegrosman, las 3 últimas semanas he padecido un brote de ataques de migraña (ya típicos en mi cada mucho tiempo que me dejan KO día sí, día también durante un mes aproximadamente; el fin de semana anterior al IM lo pasé de viernes a martes entre entrenamiento matutino y ataque migrañoso de tarde). Por en medio se juntó que Cujo, un feliz perro que vive con nosotros, cayó enfermo esta semana pasada hasta el punto de tenerlo ingresado esperando el peor diagnóstico. Por suerte está a mi lado mientras escribo esto y bastante mejor.

La cuestión es que me he presentado al IM y además de llevar alguna barrita, he llevado conmigo un chute para la migraña durante la bici y la carrera. Estaba dispuesto a lo que sea para pasar la meta pero gran parte del día he ido con el miedo de “y sí”…pero fue que no 😉

Y AHORA SÍ, VAMOS AL CONTENIDO

Comienzo por el final: 10h51’14” (posición 237). No venia aquí con este objetivo. Si la cosa iba bien, me conformaba con 11h15’. En AGUA estoy horrible, en BICI no había hecho más de 100km de tirada larga con la cabra (con la de carretera sí, claro) y la CARRERA era una incógnita por lo que comentaba antes de mi rara NO planificación.

Al final, ese tiempo. ¡Y marca personal!

Pero el inicio del día no auguraba nada bueno.

4h30’ de la mañana y suenan 3 despertadores en la habitación donde estamos Albert Plaza, Gerard Sayas y yo. Desayunamos y bajamos a por el autobús que nos lleva al inicio. El agua me da miedo, así de claro. Llevo demasiado tiempo luchando con mis calambres inexplicables y me he limitado a asegurar que en mis entrenamientos, más bien o más mal, puedo salir del agua. Metros y más metros de tiradas largas sin técnica, porque pasé 3 meses haciendo técnica y el día que quería hacer una tirada larga no iba “ni patrás”.

Además el agua fría lo complica todo (la única competición que no he acabado fue un half de Balaguer con agua a 16º en que me tuvieron que sacar los bomberos encalambrado hasta las cejas). Llegamos al embalse. El agua no parece tan fría al tacto en la orilla, ¡pero es que de entrada no se ve un carajo! Una niebla densísima flota sobre el pantano y no se ven las boyas..¿Se levantará? ¿No?…

Finalmente sí. Se levanta la niebla y hasta parece que sale el sol. Bueno, vamos al matadero (sí, ese es mi aspecto cuando entro en el agua).

A

Salida del agua; estoy muy contento aunque no lo parezca

Comienzo a nadar intentando escorarme para evitar al máximo el contacto y la cosa va saliendo bien…¡¡¡durante un minuto!!! ¡Me ahogo! Me cuesta respirar y me entra el pánico como nunca en el agua. Dejo de nadar crol e intento braza, pero sé que no puedo hacer 3800 así. Intento relajarme quedándome flotando de pie, pero los nadadores que vienen detrás chocan conmigo. Eso me hace ponerme más nervioso y comienzo a buscar canoas cercanas por si tuviera que…¿Abandonar en el minuto 1 de un IM? ¿PERO QUE COÑO ME ESTÁ PASANDO? ¿¿¿HE VENIDO AQUÍ POR POSTUREO???

Todo esto se me cruza en la cabeza en segundos y tan rápido como llega, se marcha…pero de verdad que me cuesta respirar, no es ansiedad…es el neopreno. Así que tiro del velcro, lo despego y bajo un poco la cremallera…Bufff, que descanso. Entra aire. Me relajo.

Ya he hecho el gilipollas por bastante tiempo, así que comienzo a seguir a los últimos participantes, porque si ya he salido de los últimos, ahora estoy en las quimbambas (en este momento ya tenia un kayak al lado preocupado por mi “nivelón” en el agua)

A partir de aquí solo quedaba controlar si tenía “avisos” de calambres que por suerte solo aparecieron al final sin peores consecuencias.

2 vueltas bastante similares de unos 40’ cada una. Trámite cumplido en 1h21’22”

Mi transición fue larguísima. Me peleé con el neopreno. Quise ponerme por primera vez perneras para la bici. Comí un sándwich, etc. etc. 10’11” muy mejorables

B1

Al lio

Aun así, cogí la bici con ánimos y me puse a meter pedales desde el km 1 hasta el 180 como si no hubiera maratón después. Me daba lo mismo reventar entonces, pero quería probarme y ver si la cabra con bidón y casco aero (estrenados aquí) servían para algo o eran solo postureo. ¡¡¡Y QUE GUSTAZO!!! Salir con la bici en la posición 712 y dejarla en la 406 lo dice todo para mí. Sobre todo cuando tuve que “pelear” con grupos de ciclistas pasándose por el forro el No Drafting.

Entiendo que de salida nos metemos muchos ciclistas en un recorrido relativamente corto. También entiendo que al ser tan rompepiernas se produzcan reagrupaciones (tú subes mejor que yo, yo te vuelvo a adelantar en la bajada, en la siguiente subida lógicamente te acercas a mi), pero se podía evitar, o como mínimo ¡intentad pareced legales aunque no lo seáis! Yo también me encontré en medio de una recta de 2 km con ciclistas en fila hasta donde se perdía la vista por delante y detrás, en esos momentos en los que para no incurrir en drafting había de frenar, aprovechaba para comer o me metía en el lado contrario de la carretera aunque eso supusiera crear una tercera o cuarta paralela. Lo que es inadmisible es ver grupos de 10 ciclistas charlando y que te adelantaban, lo que no te dejaba margen de escapatoria más que frenar (o volver a comer! Mira por donde que es el IM donde mejor me he alimentado en la bici ;))

En mi tónica habitual me harté de insultar a #Triatletasdemierda y demás morralla que además al ir en grupos grandes te obligaban a realizar adelantamientos enormes primero para no incurrir en drafting, y segundo para que ninguno de esos #Chuparruedas se aprovechara de tu rebufo.

Esta situación se magnificó en la segunda vuelta larga, donde hubimos de enfrentarnos al viento de cara. Fue increíble no solo ver triatletas a rueda, sino tripletas del mismo equipo dándose relevos (también tuve unas amables palabras con esta purria)

Creo que esta foto es sobre el km 100

Creo que esta foto es sobre el km100

Me gustaría ver cuantas cartulinas amarillas se sacaron y cuantos descalificados hubo; si no los hay, esta modalidad morirá de éxito como tantas otras.

Drafting a banda, mi bici fue estupenda, manteniendo una velocidad superior a 33,5km/h hasta comenzar la segunda vuelta larga. Aquí una parte de cansancio y una parte del viento en contra me fue frenando para finalmente dejarme en 32,7km/h (5h30’03”)

Lástima porque no batí mi record de bici en IM por menos de un minuto cuando estuve mucho más tiempo más cerca de 5h20’ que de 5h30’

Aquí abajo el perfil de la bici. Que nadie se piense que hay desnivel duro, pues no llega al 1% de media ni la parte más “escarpada” de esa gráfica, pero sí que es rompepiernas. Todas esas subiditas y bajaditas te obligaban a cambiar el ritmo constantemente.

Perfil

Dejo la bici y corriendo a la T2. Aquí ya dentro de valores normales. T2 en 2’30”. Cojo un sándwich y me lo voy comiendo mientras comienzo las 4 vueltas.

Sí; no pensé en ningún momento en que hacía 42km. Dividirlo en 4 vueltas hace que la cosa sea más corta 😉

Sé que es mi punto fuerte pero en la bici no me he reservado. A verlas venir…¡y vienen muy bien!

Cerca de la mitad de la tercera vuelta según mi carrera. O del km25 para la mayoria

Cerca de la mitad de la tercera vuelta según mi carrera. O del km25 para la mayoría

Voy cómodo a 5’1x” de media. Adelanto a pocos para el ritmo que llevo y me sorprende, pero no compito con nadie, solo con mi crono …y me siento bien, muy bien. Sigo manteniendo el ritmo controladísimo. Cómodo. No hay dolores raros ni excesivo calor. Comienzo la segunda vuelta sabiendo que esta caerá sin problemas también y así es. Cuando la acabo sigo sintiéndome muy cómodo. Llego al 25,5 (alfombrilla de control en el extremo del circuito) en 2h15’ (a 5’18”). La vuelta difícil es la tercera, no la última. Si acabo esta sin caminar, lo que queda se hace de cualquier manera. Es a partir de aquí donde se demuestra si estás jugando bien tus cartas o ibas de farol. Comencé la carrera en la posición 400 (de la 700 de inicio de la bici). En el km4,5 había adelantado solo a 3 personas. 10km después ya eran 40. 10km más y ya eran 90 (y yo no aceleraba!). En los últimos 15km, 75 adelantamientos más.

El ritmo decae mínimamente (los parciales cada 5km variaban pocos segundos; 26’56”, 26’59”, 27’03”, 27’21”…). Llego al inicio de la cuarta vuelta pletórico. Incluso puedo hacer todavía cálculos mentales y veo que si hago esta vuelta por debajo de 5’40”, haré marca de IM. Ni había pensado en ello hasta este momento. Mi objetivo había sido no caminar más que el mínimo para avituallarme…y ahora me da por correr de verdad, y vaya si lo hice. El parcial del 30 al 35 fue clavado al 1-5, 26’59”. Fue un error imperdonable, de novatillo (el km33 me marqué 4’34”. ¡Viva yo!)

Naturalmente hago un buen colchón de segundos, pero ¿lo pagaré? Aún quedan 7 km y he gastado todas las pilas que me quedaban con este alarde. Sufro un momento de bajón en el 37. Tengo ganas de caminar sabiendo que viene la parte más aburrida con 4 largas rectas paralelas entre ellas y por un momento estoy tentado de hacerlo pensando que no conseguía hacer marca (A eso se le llama depleción glucémica de libro ;))

Al igual que en el primer minuto de competición, el pensamiento dura unos segundos vuelvo a trotar visualizando la entrada en meta y finalmente llego de nuevo a la plaza. La atravieso acelerando todo lo que puedo. Aquí ya no me queda oxígeno para calcular nada. Solo sé que he de correr, correr, correr. Hace muchos km’s que voy chillando a cada paso (habitual en mí en finales forzados). Paso el cartel de km 10 (42 en realidad) y sé que queda nada y menos. Último acelerón y encaro la meta pensando en un buen amigo que está pasando una situación difícil. Y este gesto, este IM y los muchos km’s que quedan por venir, van por ti.

Meta

Va por ti. Un abrazo

EPÍLOGO

Gran organización. No puedo calcular la de veces que di las gracias a los voluntarios, las sonrisas y el buen rollo que hubo por parte de todos ellos en todo momento. También el público. Gente que te animaba por tu nombre pero no por el dorsal, sino que como ellos te decían, “te tengo controlado, sé que te quedan X vueltas…”. Mi más sincera ovación para todos vosotros, especialmente ese bar que habia en el km 1, callejeando, que te “relanzaban” a cada vuelta

De verdad que ayuda mucho, muchísimo a no desfallecer esta gran animación. No permitáis que el año que viene desaparezca esta competición. Moved cielo y tierra para encontrar apoyos, porque por parte de los participantes, los tenéis todos.

No puedo decir lo mismo de los jueces. Sigo sin ver descalificados. Sigo sin ver archivo de las tarjetas amarillas en la bici. Me duele ver motos pasando al lado de pelotones y como mucho mandarles “disolverse”. NO. ¡Os pagan para hacer un trabajo, no para pasear en moto! Para eso quedaros en casa y le saldrá más barato a la organización.

Sinceramente me la suda que por culpa de muchos yo haya quedado el 237 en lugar del 215. Mi competición era contra mí, el resto son meros comparsas…pero si no soporto a los recortadores en un 10k, los chuparruedas no os merecéis ni el calificativo de #TriatletasDeMierda. Sois menos que mierda. Quedaros en casa o apuntaros a carreritas de vuestro nivel, porqué si no podéis hacer larga sin drafting no os merecéis esa medalla de la que tanto estáis presumiendo.

Anuncios
comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s