6h en pista de Corredors.cat

Publicado: 25/12/2011 en CARRERAS, COMPETICIONES

Se que es un poco tarde, pero hasta ahora no he podido sacar unos minutos para hacer una pequeña crónica de mis 6h en pista. Más bien diría que de mis extrañas 6h en pista puesto que nunca hubiera dicho que en las condiciones en que llegaba pudiera acabar como acabé.

El fin de semana comenzó con puntualidad para recoger el dorsal de Ara de las 12h en pista. Ella al contrario que yo, había hecho una preparación excelente, con más de 1100km’s; desgraciadamente los resultados finales no serian proporcionales al esfuerzo invertido. Llegado el mediodía comienzan los verdaderos protagonistas de esta fiesta del atletismo, las 24h en pista. Un grupo de 100 valientes han venido a correr, caminar, dejarse llevar, a sufrir, durante 24h. Están secundados por una decena de participantes en la modalidad de 12h (entre ellas Ara) y por otra decena de equipos de relevos de 24h.
Ara comienza con su plan previsto, correr dos horas y hacer una parada para comer y caminar un rato más. Hasta ese punto, va de maravilla, mejorando el ritmo previsto. Hace su parada para comer y aquí comienza su calvario. A pesar de que ahora camina un rato, el estomago comienza a jugarle una mala pasada y se rebela. Comienza a sentir nauseas, dolores estomacales y malestar general. Los días anteriores ha tenido algo de fiebre y parece que ahora sale lo que había estado incubando 😦
No puedo seguir pendiente de ella pues en breve comienzan mis 6h. Le deseo suerte y también le digo que llegado el momento, si ha de abandonar que no se lo piense. Se que lo está pasando muy mal. Llegadas las 15h, somos un grupito de unos 40 participantes los que vamos a comenzar a dar vueltas por la calle 1. Unos poco salimos a un ritmillo cercano a los 5’/km. Mi planteamiento hace unas semanas lo tenia claro: Hacer una maratón y media sin parar, y a partir de aquí, lo que venga. En cambio, el haber salido a correr tan solo 11 veces en 5 semanas me ha hecho desistir de planificar nada. Además he tenido que pasar de “urgencias por el mecánico” (Fisio) esta misma semana por un problema recurrente que ya me tuvo parado 3 semanas en verano, una contractura en la zona lumbar que se irradia a toda la pierna derecha. Así que la decisión es: Ir cómodo, poder hacer sin parar las 105,5 vueltas que completan una maratón y lo que venga después, bienvenido será.
Con esa idea acabo de decidir mi ritmo. Veo que hay un grupo de amigos que van charlando y más rápidos que yo. Despues de unas vueltas con ellos, los dejo irse, pues me siento cómodo con mis 5’08”/km. Me voy cruzando con Ara que a ratos corre, a ratos camina. Tiene mala cara y sufro por ella, pues le quedan mas de 8h todavía 😦
A mi me van adelantando unos cuantos corredores, y flipo con sus ritmos :-O. Yo sigo clavando mis 2’03” – 2’05” por vuelta. A ese ritmo adelanto también a muchos corredores/caminadores. A Sandmann, compañero correcat, lo paso cada 5-7 vueltas justo en la misma zona y nos animamos mutuamente. Ramon Gabara me pasa con una frecuencia similar y tal como lo veo se que va en posiciones de cabeza, pero ya me dice que ha entrenado poco y que no sabe hasta donde llegará sin caminar.
Con todo esto, Ara se ha retirado de las 12h y se va hacia el hotel. El estomago, fiebre y nauseas han podido más que ella, ¡que ya es difícil tumbarla!, y se ha de retirar con 31 km en 4h20′ (con apenas 6km en las dós últimas horas; 6 días después ha salido a correr y en el mismo tiempo ha hecho 43km’s por caminos, así que ya está totalmente recuperada)
Yo he pasado los primeros 10km’s en 51’57” y veo que voy cómodo, muy comodo realmente, así que decido apretar el ritmo un poco más. Los siguientes 10km’s aun sigo muy cómodo. Los amigos van saludando vuelta a vuelta, alguno de lo que habian salido más rápidos que yo se han parado a caaminar un poco, y comienzo a recuperar posiciones. 51’11” para las siguientes 25 vueltas, la media maratón caerá en 1h49′ (a 5’09”). A las 2h me como un sándwich mientras corro y en previsión de que la sangre se irá al estomago, me pongo una camiseta de manga larga para mantener calor corporal. A pesar de ello, noto que el cuerpo me pide relajación para poder asimilar el sándwich. Le hago caso y bajo el ritmo un poco durante 3 o 4 km’s. Creo que pequeños detalles como el de no obsesionarme con el ritmo, abrigarme antes de que bajara la temperatura, olvidarme de objetivos, hicieron que el resultado final fuera tan inimaginable. Del 20 al 30 52’16”, y a partir de aquí, comienzo con la coca-cola…y ¡¡¡ hostia si lo noté!!! Mi mejor parcial fue del 30 al 40. Hace un rato que los compañeros correcats me han dicho que voy 5º. Llevo a un corredor extranjero a menos de una vuelta detrás mio (recuerdo que estuvo muchos km’s pegado a mi espalda tapándose el viento) y me comentan que los de delante están muy cerca (a menos de 3 vueltas) y que alguno baja el ritmo. Nunca había estado en mi mente un pódium, y sigo sin pensar en ello, pero quedar cuarto en lugar de quinto pasa a ser mi objetivo. Siempre me ha ido bien en la IM ponerme pequeños objetivos durante la carrera y ni plantearme todo lo que queda por delante. Ya que me encuentro bien, decido forzar el ritmo hasta coger al quinto. Tanto lo fuerzo (y tan cómodo sigo sintiéndome) que hago el parcial del 30 al 40 en 50’53”. La maratón cae en 3h37′ y ya voy cuarto. Aun no ha comenzado el dolor de piernas, pero en mi cabeza hay malos pensamientos, pues, veo que aun quedan 2h20′. ¡Otra tirada larga!
A pesar de los malos pensamientos, la mayoría están peor que yo. Ramon que estaba en cabeza hasta entonces, cae de golpe, y poco volverá a corre ya. Sin comerlo ni beberlo, voy tercero y distanciándome de los de detrás. A las 4h me comentan que el segundo a tenido problemas estomacales y va caminando. No me obsesiono, pues queda mucho tiempo todavía y a mi pueden venir a visitarme mis amigos los calambres, que tantas alegrías me han dado XD
Durante un rato me pego al primer corredor, que lleva un ritmo constante como pocos y al que nunca me planteé atacar, pero si que charlamos durante un rato y le comenté que aprovecharía su rebufo para afianzar mi posición. El rato duró un par de vueltas, que es cuando los gemelos comenzaron a quejarse.
Llego a los 50km’s, una distancia inexplorada para mi. Estas últimas 25 vueltas han caído en 52’29” Ya voy segundo, y por lo que veo, sigo afianzándome en el puesto. El primero, juega en una liga aparte, así que mi preocupación es controlar a los que van detrás, pero sin obsesionarme, pues al tercero le llevo 2 vueltas y al cuarto siete.
Ya llevamos 5h; comienzan las ganas de acabar. Les digo a los compañeros que en breve caminaré y me dejaré coger por alguno de detrás para acompañarle. ¡Gracias por no dejarme! 😉 Y ademas me dicen que aun habiendo bajado el ritmo, les sigo sacando algo vuelta a vuelta. En estas que caen los 60km’s, con un parcial de 54’47” para este último pack de 25 vueltas. Ya llevo 150 y comienzo a creerme que acabaré sin caminar. Llego a la maratón y media en 5h34′. Si ha habido alguna parada, ha sido más para saludar a algún amigo que para avituallarme, pues he “sobrevivido” con una par de geles, mucha coca-cola y pasas (si, creo que llegué a coger pasas unas 30 veces. Pocas, a veces 4 o 5 y me vinieron de maravilla), pero los ritmos ya son más “de ultra” que no los iniciales. Ya voy a 5’50”/km y con ganas de acabar. Las últimas vueltas decido probar como van las piernas, y consigo la vuelta más rápida precisamente la que cumple con el km 68. Medio minuto después se acaban las 6h, dejo caer la tarjeta con mi numero de dorsal para que midan la distancia exacta y troto contentísimo hasta meta donde la propia Ara me pone la medalla de Finisher.

Estar en el podio es una sensación de irrealidad. No se que hago allí, no es mi lugar, y a pesar de que estoy muy, muy feliz, sigo pensando, y ahora con conocimiento de causa, que al igual que un buen libro, el final, me preocupa menos que la trama. El pódium fue…no se, es difícil de describir, pero el correr, el ver que no paraba, que las piernas llevaban 50km’s y aun no dolían, que los amigos me alentaban, que me acompañaban unos metros para decirme que me relajara, que sin forzar acabaría cogiendo a este o a aquel…toda esa preocupación hacia mi persona mientras además estoy haciendo algo que me encanta, eso es lo impagable de estas 6h.

FOTOS

Anuncios
comentarios
  1. Ramon Gabara dice:

    Moltes felicitats Carlos! Molt bona crònica!
    La teva constància i perseverància han fet que hagis aconseguit sortir amb èxit en aquest repte.
    Em va agradar compatir amb tu aquest repte, malgrat les circunstàncies en les quals jo el vaig haver d’afrontar.

    • Krlos dice:

      Gracies Ramon. La veritat es que quan em passaves volta a volta ni se’m passava pel cap, no només atrapar-te, si no ni tan sols fer podi. Tot un plaer anar petant la xerrada durant més de 150 voltes!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s